Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I, 18 de Agosto de 2016, expediente CNT 011159/2011/CA001

Fecha de Resolución18 de Agosto de 2016
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I

Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación SENTENCIA DEFINITIVA NRO. 91360 CAUSA NRO. 11159/2011 AUTOS: “PACHECO, MIGUEL ANGEL C/ THERMAL ARGENTINA S.A. Y OTRO S/ DESPIDO”

JUZGADO NRO.45 SALA I En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los 18 días del mes de agosto de 2.016, reunida la Sala Primera de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, para dictar sentencia en la causa del epígrafe, y de acuerdo al correspondiente sorteo, se procede a votar en el siguiente orden:

La D.G.M.P. de I. dijo:

  1. La sentencia recaída a fs. 555/560 viene a esta Alzada apelada por ambas partes a tenor de los memoriales recursivos que lucen a fs. 561/567 (demandada Thermal Argentina SA) y fs. 577/582 (parte actora). Dichas presentaciones merecieron las réplicas obrantes a fs. 590/593 y fs. 594/597. Por otro lado, a fs. 569 y fs. 570 las peritos contadora y médica cuestionan los honorarios que les fueron regulados por considerarlos reducidos.

  2. Memoro que en los presentes la Sra. Jueza A quo receptó -en lo principal- el reclamo deducido por el accionante quien pretendía el cobro de los rubros salariales e indemnizatorios adeudados como consecuencia de la ruptura del contrato de trabajo que lo unía a la demandada. Para así decidir evaluó la prueba producida en la causa (en especial la prueba de testigos) y consideró por un lado, que la parte demandada no se hallaba legitimada para rescindir el contrato de trabajo argumentando el abandono de trabajo del Sr. P. y además, que se demostró la falsedad registral respecto a su fecha de ingreso y salario. No tuvo favorable recepción la pretensión en cuanto a diferencias de categoría y tampoco el reclamo de daño moral por mobbing, toda vez que los extremos que habilitaban su procedencia no se encontraron configurados en las actuaciones. Conforme el análisis de la Sra. Magistrada que me precedió (v. fs.

    556 vta.557 y fs.559 vta./560) se tuvo por acreditada la continuidad entre las empresas en las cuales el accionante laboró (“Establecimiento Metalúrgico Dominici SRL” –quien no fue demandada en autos- y “Thermal Argentina SA) y también se evaluó la conducta del demandado (Sr. C.D. – como Presidente de la SA- concluyendo de esta manera que la empresa Thermal Argentina SA y el demandado D. resultaron solidariamente responsables por el crédito que se reconoció a favor del trabajador. Las costas procesales fueron distribuidas en un 70% a cargo de los codemandados y un 30% a cargo del actor.

    Fecha de firma: 18/08/2016 Firmado por: GLORIA PASTEN DE ISHIHARA, JUEZA DE CAMARA Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA #20785035#159826926#20160818131346049 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación

  3. La parte demandada Thermal Argentina SA apela el pronunciamiento dictado en anterior grado. Cuestiona la valoración que la Sra.

    Jueza de Primera Instancia efectuó respecto de la prueba de testigos –en especial los que fueron propuestos por la contraria- y que la convencieron respecto de la existencia de pagos fuera de registro. Se remite a la existencia de un proceso penal por falso testimonio respecto de los declarantes y a la falta de análisis de la Planilla de Relevamiento de Trabajadores que luce corroborada por la prueba de informes obrante a fs. 138/147. Se queja por el valor del salario que fue determinado por la Sra. Jueza de anterior grado y por las consideraciones que efectuó respecto al intercambio telegráfico y la manera en que se produjo la extinción contractual. Controvierte que se haya considerado la existencia de continuidad entre la empresa demandada y “Establecimiento Metalúrgico Dominici SRL”. Rebate la condena de hacer entrega del certificado de trabajo (art. 80 LCT) en los términos dispuestos en la sentencia y finalmente, se queja por la aplicación de los intereses previstos en el Acta 2601 tal como lo dispuso la Sra. Magistrada que me precedió.

    La parte actora también cuestiona la sentencia de Primera Instancia en los conceptos que no fueron receptados. Se queja frente a los rechazos de la sanción que dispone el art. 80 LCT (art. 45 ley 25.345) y del reclamo por daño moral. Se agravia por la forma en que resultaron distribuidas las costas de anterior instancia y, en tal sentido, peticiona su revisión.

  4. Cuestiones de orden metodológico conducen a dar tratamiento, en primer término, al recurso de apelación deducido por la parte demandada.

    Adelanto que –de compartirse la solución que he de proponer-, la sentencia de anterior instancia deberá ser confirmada.

    Respecto a lo central de sus cuestionamientos, en lo que refiere al valor de la prueba testimonial producida a instancias de la parte actora y su entidad a los fines de considerar comprobadas las irregularidades denunciadas en el inicio, coincido con el análisis que realizó la Sra. Jueza de grado.

    Los testigos Osorio (fs.290/291), C. (fs.296 y vta.), P. (fs.350 y vta.) y M. (fs.351 y vta.) resultan coincidentes en orden a referenciar sus conocimientos sobre los pagos marginales que se efectuaban al actor, y ello ha sido concretamente evaluado por la anterior juzgadora, cuyo examen comparto. La alusión que la parte apelante realiza respecto a un proceso por falso testimonio (en trámite a instancias de su parte)

    que afrontan los declarantes de autos no conmueve lo resuelto en el punto; digo esto porque si bien oportunamente la parte demandada dedujo impugnaciones a las versiones brindadas por los testigos en cuestión (v. fs.

    Fecha de firma: 18/08/2016 Firmado por: GLORIA PASTEN DE ISHIHARA, JUEZA DE CAMARA Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA #20785035#159826926#20160818131346049 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación 301/303,304/306,359/360 y 361/363) y posteriormente instó a consecuencia de su convicción las acciones penales que entendió correspondían, ello no obstaculiza la consideración de lo declarado a los fines de dilucidar las cuestiones pertinentes de autos. Memórese que los testigos comparecieron en sede judicial y fueron impuestos respecto a las sanciones legales previstas para el caso de incurrir en falso testimonio. La función de quien juzga (a la luz de lo previsto por el art. 386 CPCCN) es merituar el valor convictivo de las afirmaciones de los testigos para los hechos que se ventilan en la causa y, reitero, ello ha sido efectuado razonablemente por la anterior juzgadora.

    Tampoco resultará atendible el reproche sobre la omisión de valorar la Planilla de Relevamiento de Trabajadores (v. oficio fs. 138/147).

    Considero que los datos que allí pueden observarse en tanto se tratan de manifestaciones que fueron efectuadas por un trabajador en oportunidad de asumir una visita de la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR