Pablo Zabaleta: 'No es que ahora todo el mundo va para adelante y ya está'

 
EXTRACTO GRATUITO

PEKÍN.– No es común para un jugador en actividad el privilegio de ver su nombre impuesto a una cancha. Pablo Zabaleta tiene ese honor. Se lo tributó su tierra de Arrecifes, en el recibimiento de héroe que la ciudad le dio después del Mundial. Lo cuenta con un poco de orgullo, una pizca de pudor y mucho cariño por el pago chico. "Le dieron mi nombre a un estadio municipal. Cuando Brown jugaba la B Nacional usaba esa cancha. Es conocida porque cuando pasaban el resumen de los partidos se veía la ruta de un lado y los silos en el otro. Ahora allí se juega la liga local. También me nombraron vecino ilustre de la ciudad. Es que fue la primera vez que Arrecifes tuvo un representante en un Mundial. Y es una ciudad fierrera, antes que nada. Fue muy lindo todo lo que pasó en esos días, me pasearon en autobomba, fue mucha gente a recibirme".—¿Y vos también sos fierrero?—Me gustan los fierros, sí. No soy fanático, pero me gusta. Cuando puedo ver TV de argentina miro el TC. Siempre hubo buenos corredores arrecifeños. ¿Marca? Siempre me tiró el Chevrolet. Me gustaba mucho el auto violeta de Traverso, el de la publicidad de OCA. Era hincha de él.En este grupo que afronta la gira asiática y el clásico de mañana con Brasil, Zabaleta es un "veterano" marcado para bien por un Mundial que le cambió la vida. No sólo por las muestras de afecto. "Fue muy especial. Hicimos las cosas bien. Fuimos con el objetivo de jugar la final y lo logramos. La desgracia de no haber podido ganarlo va a ser difícil de digerir, siempre recordaremos que estuvimos ahí y se nos fue por muy poco. Los argentinos nos exigimos al máximo y la gloria se alcanza con títulos, pero eso no borra lo bueno que se hizo. Fuimos buenos embajadores del país y formamos un grupo ejemplar. La gente lo demostró en el regreso. Yo estuve dos días en Buenos Aires y cuando iba a comer por ahí hasta me aplaudían".—Ahora empieza otro ciclo, diferente. ¿Qué expectativa tenés?—En cada comienzo se renuevan las esperanzas. Empezamos de cero en cuanto al cuerpo técnico nuevo, con ideas diferentes. Lo que no cambia es la ilusión, las ganas. Ser parte de la selección para cualquier compromiso es importante. Con Alemania fue el primer contacto, ahora tenemos unos días más para conocernos mutuamente y adaptarnos a lo que pretende el técnico.—¿Qué imagen te transmite Martino?—Muy buena, de una persona muy capaz, que sabe lo que quiere, muy seguro de sí mismo. Transmite las ideas con facilidad.—¿Te sentís cómodo con su estilo de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA