Pablo Echarri: “Soy una persona católica y creo que mentir trae consecuencias”

 
EXTRACTO GRATUITO

Cuando a Luis Vega, el escritor que emprende la investigación de un crimen para recrearlo en su próxima novela, empiezan a complicársele las cosas, despega Arrebato, el policial de Sandra Gugliotta que devolvió al cine a Pablo Echarri. El actor interpreta a un hombre gris, en apariencia despasionado, que termina transformándose en otro enloquecido por los celos. "A medida que avanza en la investigación de una mujer sospechada de estar involucrada en la muerte de su pareja (interpretada por Leticia Brédice), Vega empieza a notar que ciertos pormenores tienen mucho que ver con su propia vida –cuenta el actor, al que pronto veremos en Papeles en el viento, adaptación para el cine de la novela de Eduardo Sacheri, y que también volverá a ponerse en la piel de San Martín para el film El encuentro de Guayaquil, dirigido por Nicolás Capelli–. Vega descubre que su mujer (Mónica Antonópulos) lo engaña y pierde los estribos. Se obsesiona y todo eso se va entrelazando con la novela que está escribiendo. Es una película con mucha carga dramática que habla de la construcción de la realidad, algo que está hoy sobre la mesa para discutir en la sociedad argentina. Cómo esa realidad tiene que ver con el deseo del que la construye. Es un mecanismo que el periodismo hoy usa permanentemente".–El otro gran tema son los celos. ¿Usaste algo personal en la construcción del personaje?–Sí, porque el de los celos es un sentimiento que reconozco en mí desde chico, es uno de los primeros que tuve: un amigo que no me venía a buscar y estaba jugando con otro, algún juguete que no tenía yo y veía en manos de alguien, las primeras relaciones amorosas… Creo que di rienda suelta a los celos desde el origen hasta un momento de mi juventud en el que me di cuenta de que eso hacía que me equivocara sistemáticamente en mis decisiones y noté el dolor que eso causa en uno y en los demás. Con los años tuve la posibilidad de conocer a una mujer con la que hemos construido una relación basada en la confianza. Lo bueno es que la confianza mata a los celos. Es un antídoto natural que requiere trabajo y disciplina.–¿Qué fue lo primero que te interesó cuando te llegó la propuesta?–Sabía que Sandra Gugliotta es una directora que trabaja muy bien los climas, la intimidad, eso ya estaba presente en sus otras películas. Me gustó que aparezca el cruce entre un cine tan personal y las herramientas que siempre te da un género, el policial en este caso. Es un gran thriller urbano con una Buenos Aires nocturna que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA