Tres países y una guerra: sunnitas y chiitas redefinen el mapa de Medio Oriente

PARÍS.– Tallado a golpe de feroces ataques, ofensivas inesperadas y atentados, un nuevo país comienza a aparecer en el mundo árabe. Muchos lo llaman Jihadistán: se va instalando a caballo entre Siria e Irak y amenaza con redefinir el mapa de Medio Oriente.Ese peligroso fenómeno no empezó ahora, sino hace décadas. Pero hoy el conflicto, que azota a Siria, Irak y el Líbano, ha comenzado a converger en una sola guerra entre sunnitas y chiitas desde las montañas de los Zagros hasta el Mediterráneo.Milicias chiitas libanesas e iraquíes pelean en pueblos sirios. Insurgentes sirios plantan bombas en Beirut contra intereses del gobierno de Irán, dominado por chiitas. Combatientes sunnitas pasan de Siria a Irak para tomar el norte del país y cercar Bagdad, controlada por políticos chiitas apoyados por Teherán. Mientras tanto, sunnitas libaneses y palestinos pelean en la destruida ciudad siria de Homs."Es obvio que cada vez que hay violencia en un país vecino, todos sufrimos las consecuencias", reconoció con resignación un funcionario del Ministerio del Interior iraquí, refiriéndose a la región, transformada otra vez en un auténtico polvorín desde que comenzó la sublevación popular en Siria en 2011.Cuando estalló la guerra siria, hace tres años, algunos expertos advirtieron que el fenómeno desencadenaría algo mucho más profundo que un "efecto colateral". Hablaban de un auténtico conflicto regional, un solo espacio operacional en términos de facilidad de circulación de combatientes y de armas.Hay historiadores que piensan incluso que el mapa de la región terminará completamente alterado. Otros señalan que, en esa línea, la situación actual representa un peligroso derrumbe de los Estados-nación creados hace 90 años por Francia y Gran Bretaña mediante el acuerdo Sykes-Picot."Esta región, el Levante, nunca tuvo identidades nacionales antes de ese tratado", afirma Paul Salem, del Instituto para Medio Oriente de Washington. "Aquí, las identidades, contrariamente a los países, atraviesan las fronteras. En esta región los chiitas están aquí y allá, al igual que los sunnitas o los kurdos."En todo caso, por su duración, su impacto regional y sus consecuencias internacionales, el conflicto hace pensar a la Guerra de los 30 Años, esa serie de violentos enfrentamientos provocados por diferencias religiosas entre protestantes y católicos que devastó Europa central en el siglo XVII.Esta vez, la guerra enfrenta a tres gobiernos aliados mayoritariamente chiitas en Siria (Bashar...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR