Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala B, 2 de Noviembre de 2020, expediente CIV 006337/2011/CA001

Fecha de Resolución 2 de Noviembre de 2020
EmisorCamara Civil - Sala B

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA B

En Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los días del mes de noviembre de dos mil veinte, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la Excma. Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, S. “B”, para conocer en los recursos interpuestos en los autos caratulados: “O., E. y otro c/Dure,

  1. s/Daños y perjuicios” (Expte. N° 6337/2011), respecto de la sentencia de fs. 413/421, el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

    ¿Es ajustada a derecho la sentencia apelada?

    Practicado el sorteo resultó que la votación debía efectuarse en el siguiente orden: Señores Jueces Doctores R.P. - CLAUDIO RAMOS

    FEIJOO.

    A la cuestión planteada, el Dr. P. dijo:

    1. La sentencia de primera instancia resolvió admitir parcialmente la demanda y condenar a A.D., junto con la citada en garantía Aseguradora Federal Argentina S.A., en los términos del art. 118 de la ley 17.418, a pagar una suma de dinero a E.O. y otra a A.H., en ambos casos con más intereses moratorios, y las costas del juicio.

      La litis tuvo su origen en la demanda de fs. 31/41. Allí, el letrado apoderado de los pretensores relató que alrededor de las siete de la tarde del 1 de mayo de 2010, E.O. conducía su automóvil V.V. 1.6

      dominio IUI-836 por la Autopista del Oeste, en la localidad de Luján, Provincia de Buenos Aires, en dirección a Capital Federal, con A.H. como acompañante, y que a la altura del km. 61 se hallaba detenido por contingencias del tránsito, cuando resultó embestido en su parte trasera por un vehículo Peugeot 504 dominio VIL-155, conducido por A.D. por la misma vía y en igual dirección. Agregó que, a raíz de esa colisión, el automóvil de O. fue desplazado hacia adelante e impactó de frente contra un rodado Volkswagen Gol dominio TJI-592 que lo precedía. Afirmó que, como consecuencia de ello, los demandantes sufrieron diversos daños y perjuicios: daños materiales, privación de uso y desvalorización venal del vehículo, reclamados por E.O.; y gastos terapéuticos, incapacidad sobreviniente -física-, daño psíquico y daño moral,

      reclamados por A.H. (cfr. apartado XII a fs. 36/vta.).

      Fecha de firma: 02/11/2020

      Firmado por: C.R.F., JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: R.P., JUEZ DE CAMARA

    2. Contra el referido pronunciamiento se alzaron el demandado,

      expresando agravios el 2/06/2020, que fueron contestados por la parte actora el 12/06/2020; fecha en la que dicha parte también presentó sus quejas.

      El accionado cuestiona la procedencia y -en subsidio- la cuantía de los resarcimientos por incapacidad física, por daño psicológico y por tratamiento psicológico; el monto por el que prosperó el rubro daño moral; y el otorgamiento de indemnización en concepto de reparación del vehículo. Por último, critica que los intereses moratorios deban liquidarse conforme a la tasa activa.

      A su tiempo, la parte accionante impugna el importe reconocido para la partida por daño moral.

    3. Antes de entrar en el examen de los agravios, creo oportuno recordar que los jueces no estamos obligados a analizar todas y cada una de las argumentaciones de las partes, sino tan sólo aquéllas que sean conducentes y posean relevancia (ver C.S.J.N., Fallos: 258:304; 262:222; 265:301; 272:225;

      entre otros) y que tampoco es obligación ponderar todas las pruebas agregadas,

      sino únicamente las apropiadas para resolver (art. 386, in fine, del ritual; C.S.J.N.,

      Fallos: 274:113; 280:3201; 144:611).

      Dicho ello, me abocaré al estudio de las cuestiones traídas a revisión de esta Alzada.

    4. El juez de grado fijó en $ 880.000 el resarcimiento de la incapacidad física sobreviniente sufrida por A.H. a raíz del accidente que diera origen a este expediente (ver Considerando 6.2.2 a fs. 418/vta.).

      El demandado cuestiona la procedencia y -en subsidio- la cuantía de tal resarcimiento en el punto a) del apartado II de su expresión de agravios. Por un lado, dice que “en el fallo en crisis no hubo una correcta valoración de la pericia médica, su impugnación y contestación”, desarrolla su argumentación al respecto y concluye que “No se observa de las pruebas colectadas en la causa que el daño haya tenido su origen en el accidente, con lo cual corresponde su rechazo.” Por otro lado, para el caso de que se considere acreditada la causalidad, critica que en la sentencia “no se argumenta debidamente la procedencia del rubro por la suma de $ 880.000”, entendiendo que “existió un uso indebido de la discrecionalidad”.

      En ese sentido, pone de resalto que “lo que se intenta indemnizar es un latigazo cervical” y, más adelante, señala que “desde que el fundamento de toda indemnización es el de colocar al damnificado en la misma situación que ostentaba con anterioridad a un hecho determinado”, “debe limitarse toda Fecha de firma: 02/11/2020

      Firmado por: C.R.F., JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: R.P., JUEZ DE CAMARA

      Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA B

      eventual reparación al detrimento económico efectivamente sufrido y fehacientemente probado por la víctima.”

      Veamos entonces qué es lo que surge de las constancias de autos en relación a las lesiones y secuelas -físicas- padecidas por A.H. a partir del hecho de marras.

      Del acta de procedimiento que dio inicio a la causa N° 09-01-002490-10,

      por el delito de Lesiones Culposas, que tramitó ante la Unidad Funcional de Instrucción N° 14 del Departamento Judicial de Mercedes y cuyas copias certificadas se agregaron a fs. 82/138 de este expediente, resulta que, tras el accidente, una ambulancia del nosocomio local trasladó al nombrado pretensor para ser asistido (ver f. 84 vta.).

      Luego, el referido Hospital Municipal “Nuestra Señora de L. aportó

      fotocopia certificada del folio 187 de su Libro de Novedades de Guardia, “donde consta la atención del Sr. A.H., el día 02/05/10” (ver contestación de oficio a f. 151), de lo que se infiere que permaneció en el nosocomio hasta el día siguiente al del accidente (de hecho, según aquél relató en la entrevista con la perito psicóloga, “Entró a las 19:30 hs.” y “se retiró a las 4 de la mañana,

      trasladándose en colectivo” -ver f. 246 vta.-). De esa constancia, adunada a f.

      150, se desprende que el codemandante fue atendido por “Trauma craneano sin pérdida de conocimiento, sin otros signos o síntomas” y que se le practicaron “Rx cráneo, tórax cervical.” No existen elementos que den cuenta de que hubiera requerido más atención médica con posterioridad a la apuntada.

      Por otra parte, en el informe pericial presentado a fs. 355/360, el experto médico designado de oficio en autos -Dr. J.E.C.-, luego de reseñar los antecedentes personales de A.H., las constancias del expediente que estimó de interés y lo que resultó del interrogatorio y del examen físico llevados a cabo el 1/09/2014, así como de los estudios complementarios practicados en enero de 2015 (radiografías y resonancia magnética nuclear de columna cervical y electromiograma que obran en reservados en sobre grande -cfr. f. 331-), vertió una serie de consideraciones médico-legales, dio respuesta a los puntos de pericia propuestos por las partes y expresó sus conclusiones.

      Así, el idóneo expresó:

      Fundamentado en las constancias obrantes en autos, en el examen médico-legal y en los estudios complementarios practicados al actor, estoy en condiciones de afirmar que el mismo presenta, desde el punto de vista físico, lo siguiente:

      Fecha de firma: 02/11/2020

      Firmado por: C.R.F., JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: R.P., JUEZ DE CAMARA

      13885655#266797561#20201101091117406

      POLITRAUMATISMOS VARIOS + LATIGAZO CERVICAL (WHIPLASH)

      + SINDROME DEL TUNEL CARPIANO BILATERAL

      La incapacidad se ha efectuado con el baremo del Dr. J.F.B.,

      estimando en 20% el Túnel Carpiano (2.3.7.7.) y en un 6% el Latigazo Cervical (1.9.1.8.). Los 26 puntos se reducen (aplicando la tabla de Balthazard) a un 24,80 % de la TO.

      (ver apartado 5-1 a f. 356 vta.; el subrayado pertenece al original).

      Luego volvió a referirse a esa “incapacidad del 24.80%”, explicitando que es “parcial y definitiva” (ver apartado 6-3 a f. 360 vta.).

      Cuando se inquirió acerca de la historia clínica del afectado, informó: “no la hay. El coactor estuvo en el Hospital de Luján solamente unas horas en observación. Se le recomendó sobretodo reposo.” (ver punto 1 a f. 357 vta.;

      también respuestas a los puntos 8 y 9 a f. 358 vta. y al punto f) a f. 359 vta.). No obstante, luego describió el tratamiento que el coaccionante habría realizado en...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR