Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala 1, 19 de Febrero de 2014, expediente 7939/10

Fecha de Resolución19 de Febrero de 2014
EmisorSala 1

Poder Judicial de la Nación Causa Nº 7939/10 SENTENCIA DEFINITIVA NRO. 89555 CAUSA NRO. 7.939/2010 AUTOS : "ORTIZ ANGEL NICOLAS C/ FRIGORIFICO INDUSTRIAL PEHUAJO S.A.

Y OTRO S/ ACCIDENTE-ACCION CIVIL"

JUZGADO NRO. 26 SALA I En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los 19 días del mes de febrero de 2.014, reunida la Sala Primera de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, para dictar sentencia en la causa del epígrafe, y de acuerdo al correspondiente sorteo, se procede a votar en el siguiente orden:

La Dra. G.M.P. de I. dijo:

  1. Contra la sentencia de fs.634/638, se alzan las codemandadas Mapfre Argentina ART S.A. y Frigorífico Industrial Pehuajó S.A., a mérito de los memoriales de agravios obrantes a fs.661/665 y fs.666/668, respectivamente.

    Dichas presentaciones merecieron luego la réplica de fs. 673/676.

    Finalmente, el perito contador apela sus honorarios por considerarlos reducidos (cfr. fs.645/660).

  2. Se queja la aseguradora por la falta de pruebas para condenarla en forma solidaria, por no existir relación causal entre su supuesto incumplimiento y el daño padecido por el actor, y destaca que el incumplimiento de las normas de seguridad y el deber de capacitación se encuentran a cargo del empleador.

    Apela la fecha a partir de la cual se fijó el cómputo de intereses, así como la imposición de las costas. Finalmente, cuestiona los honorarios de la totalidad de los profesionales intervinientes, por considerarlos altos.

    El Frigorífico apela la responsabilidad que se le endilga por el accidente denunciado y la calidad de cosa riesgosa a la escalera, por la declaración de inconstitucionalidad del art. 39 de la ley 24.557, y el importe del resarcimiento por considerarlo excesivo. Por último cuestiona la imposición de las costas y por altos los honorarios regulados a la representación letrada del actor y a los peritos intervinientes en estos autos.

  3. No se discute en autos que el actor comenzó a prestar servicios para el Frigorífico demandado el 1/08/2004, desempeñándose como operario calificado, en el sector de guinches, percibiendo por ello una remuneración mensual de $1.355,90.- y que el día 06/11/2007, mientras se encontraba trabajando en el Frigorífico, el actor padeció un accidente mientras estaba bajando la escalera se resbaló y la pierna derecha se dobló desplazándose su tobillo hacia la derecha, rompiéndose el menisco interno de la pierna derecha.

    Desde tal perspectiva, tras considerar reconocido el accidente y probados el daño y la relación causal y concluir que no existen pruebas que acrediten la adopción de medidas preventivas y de seguridad tendientes a evitarlo, el Sr. Juez que me precedió, declaró la inconstitucionalidad del Art. 39.1 de la ley 24557 y resolvió condenar a la empleadora del actor (Frigorífico Industrial Pehuajó

    S.A.), en los términos del art.1113 del Código Civil. Ello tras efectuar un análisis comparativo entre la suma que percibió el actor de $12.764,11 y el que le correspondería percibir de acuerdo con lo dispuesto por la Ley de Riesgos del Trabajo ($42.713,75-conf.art. 14) y el monto de la reparación integral, determinada, teniendo en cuenta su edad, porcentaje de incapacidad, salario, daño moral, etc., debería percibir ($132.235,89).

    De igual modo, determinó que la ART codemandada omitió prevenir o exigir la adopción de medidas eficaces a dichos efectos y, consecuentemente, la condenó solidariamente con fundamento en el art. 4 de la ley 24557 y en los arts. 902 y 1074 del Código Civil.

  4. Sin perjuicio del orden en que fueron introducidos los agravios, razones de orden metodológico me conducen a analizar en primer lugar el recurso de apelación de la empleadora del actor, que se queja porque para arribar a la solución ante dicha, el Sr. Juez de grado no tuvo en cuenta la culpa de la víctima.

    Adelanto que, de prosperar mi propuesta, el agravio intentado no debería prosperar.

    En efecto, la detenida lectura del escrito presentado a fs.

    121/127, me permite comprobar que al contestar la demanda instaurada en su contra, la demandada no efectuó ninguna consideración respecto de la supuesta culpa o responsabilidad del actor en el accidente denunciado.

    Así pues, destaco que es pacífica jurisprudencia que la sentencia sólo puede considerar los hechos oportunamente alegados por las partes (art. 163 inc. 3, 4, 5 y 6 del CPCCN), dado que sólo de esta manera se ve satisfecho el principio de congruencia y adecuadamente protegida la garantía de defensa en juicio.

    Los límites de los poderes del Tribunal de Alzada están dados por los capítulos propuestos a la decisión del Juez de Primera Instancia (art.

    277 del CPCCN). Tampoco puede argüirse que se trata de excesivo rigorismo formal ya que no pueden vulnerarse derechos que, aunque originados en razones procesales, son tan respetables y dignos de protección como los que fluyen de resoluciones que deciden cuestiones de fondo (art. 163 inc. 6º y 277 del CPCCN).

    Pero además, aun soslayando lo expuesto, considero que la demandada no aportó ningún elemento probatorio eficaz a los efectos de demostrar que el accidente sufrido por el actor el día 06/11/2007 –cuya ocurrencia arriba firme a esta instancia – se hubiese producido por su culpa o negligencia (conf. art. 386 del CPCCN).

    No debe olvidarse que, como señalé en otras 2 Poder Judicial de la Nación Causa Nº 7939/10 oportunidades, la culpa grave de la víctima se configura sólo en casos excepcionales, por la libre determinación del trabajador de llevar a cabo un acto que sabe ilícito. El obrar culposo por imprudencia, torpeza, distracción o ligereza no enervan el derecho del damnificado de ser resarcido y quien debe correr con las consecuencias negativas producidas por la falta de cumplimiento de las normas de seguridad es el empleador sobre el que pesa el deber de seguridad que, para él, es de cumplimiento ineludible (art. 75 de la LCT), significando su omisión responsabilidad “in vigilando” (conf. CNAT, S.V. en autos “G., E.D. c/ Flecha Bus SRL y Otros s/ Accidente-

    Acción Civil” SD 39.861 del 09/02/07; esta Sala, in re: “M.H.E. c/ Soda Á.H.. e hijos SRL y otro s/...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba