Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala A, 2 de Diciembre de 2021, expediente CIV 081756/2015/CA001

Fecha de Resolución 2 de Diciembre de 2021
EmisorCamara Civil - Sala A

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA A

ORTIGOZA, SERGIO Y OTRO C/ ALFARO, M.B.

Y OTROS S/ DAÑOS Y PERJUICIOS

Exp. N.. CIV 81756/2015

En la Ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a los 2 días del mes de Diciembre del año dos mil veintiuno, reunidos en acuerdo –en los términos de los arts. 12 y 14 de la acordada N° 27/2020 de la C.S.J.N.– los señores jueces de la S. “A” de la Excma. Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, para conocer en los recursos de apelación interpuestos en los autos caratulados: “ORTIGOZA,

SERGIO Y OTRO C/ ALFARO, M.B. Y OTROS”

(EXPTE. NRO. CIV81756/2015) respecto de la sentencia del 20 de julio del 2020 establecieron la siguiente cuestión a resolver:

¿ES AJUSTADA A DERECHO LA

SENTENCIA APELADA?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía realizarse en el siguiente orden: señores jueces de cámara doctores:

RICARDO LI ROSI –S.P. - CARLOS A. CALVO

COSTA -

A LA CUESTIÓN PROPUESTA, EL DR.

RICARDO LI ROSI DIJO:

  1. La sentencia de fecha 20 de julio del 2020

    admitió la demanda entablada por S.O. y N.D.O. contra M.B.A. y Allianz Argentina Compañía Argentina de Seguros S.A., y condenó a estos últimos a abonar a los actores, la suma total de pesos ciento ochenta y cinco mil ($185.000), con más sus intereses y las costas del juicio.-

    Contra dicho pronunciamiento se alzan las quejas del actor S.O. y de las emplazadas, todas presentadas el 3/09/2021 y contestadas con fecha 22/09/2021.-

    Fecha de firma: 02/12/2021

    Firmado por: S.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.H., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: RICARDO LI ROSI, JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: C.A.C.C., JUEZ DE CAMARA

  2. A fin de analizar las críticas de los apelantes a la resolución recurrida, creo oportuno efectuar una breve síntesis de los hechos que motivaron el presente conflicto.-

    Relatan los actores en su libelo de inicio que el día 31 de diciembre de 2013, siendo aproximadamente las 8.30 hs., C.A., quien fuera en vida su madre, se encontraba en la iglesia católica de la localidad de A.B., sita en la calle L.L. entre las de J.A. y L.G.. Al salir de la misma, pretendiendo cruzar la calle, fue violentamente atropellada por el rodado Furgón Fiorino Fire,

    dominio IBF 644, conducido por J.L.A., provocando el siniestro que describen y los daños y perjuicios por los que accionan.-

    Afirman que el accidente de marras generó a la víctima lesiones graves. Tras las primeras curaciones, fue trasladada a la Clínica los Cedros de la localidad de V.M.. Luego de sucesivas internaciones, la Sra. A. falleció el día 4 de julio de 2014.-

    A su turno, Allianz Argentina Cía. de Seguros S.A. contesta la citación en garantía que se le efectuara y, si bien admite la cobertura que se le atribuye -con el límite que resulta de la póliza- y la existencia del accidente, niega la versión que del mismo efectuara la parte actora y solicita el rechazo de la demanda. Sostiene que, en la fecha antes indicada, J.L.A. circulaba en el vehículo Fiat Fiorino Furgon,

    dominio IBF-6444, por la calle L.L., en sentido Norte Sur, cuando al arribar a la intersección con J.A., y luego de corroborar que el semáforo allí existente se encontraba en verde, cruzó la intersección.

    Habiendo circulado varios metros-aproximadamente media cuadra-, la Sra.

    C.A. apareció en forma súbita y completamente imprevista sobre la calzada, por detrás de un vehículo marca Renault Kangoo que se encontraba estacionado junto a la acera, llevándose prácticamente por delante el rodado a cargo de A. y tornando inevitable el contacto.-

    Sin perjuicio de ello, la citada en garantía plantea la inexistencia del nexo causal entre el accidente y el fallecimiento de la Sra. A.. En este sentido, destaca que el deceso se produjo siete Fecha de firma: 02/12/2021

    Firmado por: S.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.H., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: RICARDO LI ROSI, JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: C.A.C.C., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA A

    meses después del hecho por una insuficiencia respiratoria totalmente ajena al hecho de marras.-

    Por último, cuestiona la procedencia de los rubros solicitados en la demanda y la legitimidad de los actores para reclamarlos. En este sentido, alegan que, habiéndose presentado los demandantes por derecho propio -“iure propio”- mal pueden reclamar partidas que, por su naturaleza, requieren una legitimación “iure hereditatis”.-

    Por su parte, la demandada M.B.A. contesta demanda adhiriendo a la versión de los hechos detallada por la firma aseguradora.

    El Sr. Juez de grado dicta sentencia haciendo lugar parcialmente a la demanda. De modo previo, efectúa consideraciones relativas a la legitimación de los actores en lo que hace al presente reclamo,

    en especial sobre el carácter en el que iniciaron la acción.-

    Luego, analiza los elementos de prueba obrantes en la causa y llega a la conclusión de que no existe nexo de causalidad entre el accidente y el fallecimiento de la Sra. A..-

    Sin embargo, considera procedente hacer lugar a una reparación por la minusvalía padecida a la causante desde el momento del hecho hasta su fallecimiento, ocurrido siete meses después, la que justiprecia en Pesos Ciento Ochenta Mil ($180.000). También reconoce la suma de Pesos Cinco Mil ($5.000) en concepto de gastos médicos y de farmacia. Para la procedencia de ambas partidas, admite la legitimación “iure hereditatis” de los accionantes.-

    En cambio, el anterior sentenciante rechaza el daño moral reclamado en el libelo de inicio. Considera que, habiéndose literal y precisamente reclamado reparación por “el daño infligido a los hijos de la víctima” como consecuencia de su muerte –“iure propio”-, y descartado el nexo causal entre el accidente y el óbito, no corresponde admitir la partida.-

    A la hora de expresar agravios, los emplazados sostienen que el anterior sentenciante faltó al deber de congruencia al Fecha de firma: 02/12/2021

    Firmado por: S.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.H., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: RICARDO LI ROSI, JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: C.A.C.C., JUEZ DE CAMARA

    decidir sobre la legitimidad de los actores para reclamar los rubros pretendidos y, en subsidio, cuestionan la procedencia de la incapacidad sobreviniente reconocida y la tasa de interés aplicada.-

    El actor S.O., por su parte, se limita a cuestionar los montos reconocidos y el rechazo de la partida solicitada en concepto de daño moral.-

  3. Creo necesario recordar que los jueces no están obligados a hacerse cargo de todos y cada uno de los argumentos expuestos por las partes ni a analizar las pruebas producidas en su totalidad,

    sino tan solo aquéllos que sean conducentes para la correcta decisión de la cuestión planteada (conf. arg. art. 386, Cód. Procesal y véase S. F en causa libre Nº 172.752 del 25/4/96; CS, en RED 18-780, sum. 29; C..,

    S. D en RED, 20-B-1040, sum. 74; C.. Civil y Com., S.I., ED,

    115-677 -LA LEY, 1985-B, 263-; CNCom., S. C en RED, 20-B-1040,

    sum. 73; SC Buenos Aires en ED, 105-173, entre otras).-

  4. El art. 265 del Código Procesal exige que la expresión de agravios contenga la crítica concreta y razonada de las partes del fallo que el apelante considera equivocadas. Y en este sentido, el contenido de la impugnación se relaciona con la carga que le incumbe de motivar y fundar su queja, señalando y demostrando, punto por punto, los errores en que se hubiere incurrido en el pronunciamiento, o las causas por las cuales se lo considera contrario a derecho (conf. Fenochietto-Arazi,

    Código Procesal Civil y Comercial, Anotado, Comentado y Concordado

    ,

    tº I, pág. 835/7; C.., esta S., libres nº 37.127 del 10/8/88, nº 33.911

    del 21/9/88, nº 76132 del 9/10/2017, entre muchos otros). Sin embargo,

    bien vale destacar que la mera disconformidad con la interpretación judicial sin fundamentar la oposición, ni concretar en forma detallada los errores u omisiones del pronunciamiento apelado no constituye la crítica para la que prescribe la norma (conf. C.., esta S. 15.11.84, LL1985-B-394; íd.

    S. D, 18.5.84, LL 1985-A-352; íd. S. F 15.2.68 LL 131-1022; íd. S. G,29.7.85, LL 1986-A-228, entre otros).-

    Debo, entonces, señalar que "criticar" es muy distinto de "disentir", pues la crítica debe significar un ataque directo y Fecha de firma: 02/12/2021

    Firmado por: S.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.H., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: RICARDO LI ROSI, JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: C.A.C.C., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA A

    pertinente de la fundamentación, procurando la demostración de los errores fácticos o jurídicos que pudiere contener, mientras que el disenso es la mera exposición del desacuerdo con lo sentenciado (conf. esta S., voto del Dr.

    E.P. en libre n° 414.905 del 15/4/05 y mi voto en libre n° 2486

    del 30/04/2020).-

    En este orden de ideas, debería coincidirse que los agravios del accionante relativos a la incapacidad sobreviniente y gastos de asistencia médica, curaciones y farmacia, gastos de traslado y movilidad no reúnen mínimamente los requisitos antes mencionados. Nótese que las quejas al respecto no son más que un mero disenso con la resolución apelada, y no se hace referencia a los fundamentos empleados por el anterior sentenciante a la hora de justipreciar la partida.-

    Es que el recurrente se limita a disentir con la indemnización otorgada sin hacer mínimas referencias a las razones brindadas por el Sr. Juez de grado para fundar el monto al que arribara.-

    El mismo criterio habré de adoptar en relación a la queja por el rechazo del daño moral reclamado, ya que el escueto párrafo dedicado al tema no es más que una solicitud para que se reconozca la procedencia a la partida.-

    En este sentido, se ha sostenido reiteradamente que el escrito que se limita a trascribir piezas procesales anteriores, no satisface la exigencia del art. 265 del Código Procesal, porque en realidad ello no...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR