Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial - Camara Comercial - Sala F, 1 de Septiembre de 2016, expediente COM 035637/2011

Fecha de Resolución: 1 de Septiembre de 2016
Emisor:Camara Comercial - Sala F

Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial – Sala F En Buenos Aires, el primero de septiembre de dos mil dieciseis, reunidos los Señores Jueces de Cámara en la Sala de Acuerdos fueron traídos para conocer los autos “O.S.E.C. MOTORS DE ARGENTINA SRL Y OTRO S/SUMARISIMO”, Expediente N° COM 35637/2011, en los que al practicarse la desinsaculación que ordena el art. 286 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación resultó que la votación debía tener lugar en el siguiente orden: D.B., T.Y.O.Q..

La doctora A.N.T. no interviene en el presente Acuerdo por encontrarse en uso de licencia (art. 109 del Reglamento de la Justica Nacional).

Estudiados los autos la Cámara plantea la siguiente cuestión a resolver:

¿Es arreglada a derecho la sentencia apelada de fs. 669/674?

El Sr. Juez de Cámara Dr. R.F.B. dice:

  1. Los hechos 1. S.E.O. se presentó a fs. 45/57 y promovió

    demanda por daños y perjuicios contra GENERAL MOTORS DE ARGENTINA SRL y DEL SUR AUTOS SA por la suma de $ 393.000 o lo que en más o en menos resulte de la prueba a producirse con más sus intereses.

    Explicó que el 01/12/2010 adquirió de Del Sur Autos SA –

    concesionaria oficial de GMA- un automóvil Chevrolet Aveo, dominio JLM 635, destinado a uso particular.

    Enumeró las características técnicas del vehículo y planteó que conforme a lo previsto en la LDC eran parte integrante del contrato y su incumplimiento generó el daño reclamado.

    Fecha de firma: 01/09/2016 Firmado por: J.M.O.Q., JUEZ DE CAMARA Firmado por: R.F.B., PRESIDENTE DE LA SALA F Firmado(ante mi) por: M.F.E., SECRETARIA DE CAMARA #23005965#160857194#20160831120525845 Contó que el 28/12/2010, a eso de las 20:45 hs. tras salir de su trabajo fue embestido de frente por un automóvil Chevrolet Astra patente GSP 028 conducido por N.G.M., en la arteria Laprida pocos metros antes de la intersección con la calle A.B. de la ciudad de Quilmes.

    Sostuvo que se trató de una maniobra imprudente de la Srta.

    M. mediante la cual invadió el carril contrario y provocó el impacto.

    Indicó que al producirse el choque el dispositivo de seguridad “airbag frontal” no se activó.

    Narró que luego del accidente se comunicó con la compañía aseguradora –La Buenos Aires Seguros- quien le proveyó el servicio de grúa y remolque hasta cierto taller de Quilmes Oeste, donde se depositó el vehículo.

    Aclaró que el reclamo no era por la reparación de los daños derivados del accidente de tránsito en sí por no resultar atribuibles a los demandados, sino por el incumplimiento del deber de seguridad asumido de conformidad con lo previsto en la Ley 24.240, lo que provocó el agravamiento de los daños y perjuicios derivados del mentado incidente.

    Dijo que en virtud del siniestro sufrió: lesiones cervicales por las cuales recibía –a la fecha de la demanda- tratamiento médico, una severa descompensación de la presión arterial y daño psicológico –alteraciones del sueño, temor y miedo a conducir nuevamente-. Insistió en que dichos perjuicios se vieron agravados por el mal funcionamiento del airbag frontal, y sostuvo que fue una concausa del 50% sobre las lesiones producidas.

    Reclamó asimismo la indemnización derivada del daño moral por incumplimiento contractual.

    Justificó su legitimación activa en su calidad de consumidor, y la Fecha de firma: 01/09/2016 Firmado por: J.M.O.Q., JUEZ DE CAMARA Firmado por: R.F.B., PRESIDENTE DE LA SALA F Firmado(ante mi) por: M.F.E., SECRETARIA DE CAMARA #23005965#160857194#20160831120525845 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial – Sala F de las demandadas como proveedor y fabricante respectivamente.

    Efectuó una serie de consideraciones respecto de la existencia de una relación de consumo, la responsabilidad solidaria y la obligación de seguridad -todo ello bajo la óptica de las previsiones de la Ley de Defensa al Consumidor-.

    Analizó el cumplimiento de los presupuestos de la responsabilidad civil.

    Enumeró y cuantificó los rubros reclamados, a saber:

    1. Gastos de tratamiento médico, traslado y farmacia por un total de $ 3.000; b) $ 60.000 por en concepto de daño moral; c) Incapacidad psicofísica: $ 30.000; y d) Daño punitivo por la suma de $ 300.000.

    Ofreció prueba.

    1. A fs. 138/140 amplió demanda y solicitó la reposición del USO OFICIAL vehículo adquirido por uno de las mismas características.

      Amplió el relato de los hechos, explicó que de la historia clínica surgía que desde el año 2007 padecía de Síndrome de Brugada, una enfermedad hereditaria caracterizada por una anormalidad electrocardiográfica que genera un aumento del riesgo de muerte súbita cardíaca.

      Adujo que el defectuoso funcionamiento de los sistemas de seguridad del automóvil generó un estado de angustia superlativo que se ve agravado para quienes padecen de esta patología.

      Ofreció más prueba documental e informativa.

    2. A fs. 154/162 se presentó Del Sur Autos SA y contestó

      Fecha de firma: 01/09/2016 Firmado por: J.M.O.Q., JUEZ DE CAMARA Firmado por: R.F.B., PRESIDENTE DE LA SALA F Firmado(ante mi) por: M.F.E., SECRETARIA DE CAMARA #23005965#160857194#20160831120525845 demanda solicitando su íntegro rechazo con costas.

      En primer término, negó genérica y particularmente los hechos expuestos por la accionante en el escrito de inicio de estas actuaciones.

      Reconoció, sin embargo, la realización de la venta del rodado marca Chevrolet Aveo el día 01/12/2010.

      Detalló la modalidad de funcionamiento del airbag de conformidad con lo dispuesto en el manual del automóvil, y planteó que la mecánica de este sistema resultaba mucho más compleja de lo que pretendía el actor.

      Sostuvo que el Sr. O. no acompañó probanza alguna que permitiera tener por acreditadas sus alegaciones, es decir, que el airbag tendría que haberse activado y que el mal funcionamiento del mismo le generó ciertas afecciones.

      Solicitó la citación como tercero de la Sra. N.G.M., así como también se aporte información en torno al reclamo realizado y de las compañías aseguradoras intervinientes. Particularmente la sede de la denuncia penal por lesiones.

      Requirió también la denuncia del lugar o lugares donde se brindó la atención médica tras el accidente y donde se atendía por su patología preexistente a fin de solicitar la remisión de las historias clínicas.

      Desconoció el estado de la cosa y postuló que el depósito en un taller ajeno a la red de postventa de GMA traía aparejado el riesgo de adulteración o modificación de las condiciones del vehículo.

      Solicitó el rechazo íntegro de los rubros indemnizatorios por resultar “inexistentes, faltos de nexo de causalidad y absurdos”.

      Insistió en que no se acompañaron comprobantes de la Fecha de firma: 01/09/2016 Firmado por: J.M.O.Q., JUEZ DE CAMARA Firmado por: R.F.B., PRESIDENTE DE LA SALA F Firmado(ante mi) por: M.F.E., SECRETARIA DE CAMARA #23005965#160857194#20160831120525845 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial – Sala F atención que debió recibir por el siniestro.

      Indicó que el daño moral se basaba en un supuesto inexistente:

      el incumplimiento de la obligación de seguridad de la cosa.

      Afirmó que no existía nexo causal que la vinculara con el hecho desencadenante, lo cual descartaría la procedencia de las indemnizaciones por incapacidad psicofísica y daño punitivo.

      Manifestó su desinterés respecto de la pericia contable propuesta, y ofreció su propia prueba.

    3. GMA se presentó a fs. 263/277, contestó demanda y solicitó

      su rechazo con costas.

      En cumplimiento del imperativo procesal, realizó una pormenorizada negativa de los hechos expuestos por el Sr. O..

      Indicó que era...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba