Con oro negro en el bolsillo

 
EXTRACTO GRATUITO

Con incertidumbre. Así es como viven estos días gran parte de los trabajadores del sector petrolero, según coinciden ejecutivos de empresas y de consultoras de Recursos Humanos especializadas en el sector.Desde una firma del rubro (muchas sólo quisieron hablar en off, es decir, fuera del grabador) señalan que el ánimo de los empleados dependerá de los cuadros técnicos en posiciones de decisión. "Si quedan las personas que saben, con experiencia, va a estar todo bien. Si ponen figuras políticas es posible que la gente busque moverse", dicen. Aunque todavía hay un compás de espera. "Por ahora, no recibimos currículums ni consultas de gente de YPF que esté buscando reubicarse", comentan desde otra compañía.El sector petrolero es uno de los más atractivos del escenario laboral. Los sueldos superan hasta en un 50% la media del mercado general (sin adicionales), algo único en el ámbito del trabajo. En las posiciones de gerencia media, la diferencia puede alcanzar hasta el 55 por ciento. Según datos de Hay Group, el sueldo base en 2012 de un ingeniero de producción en yacimiento ronda los US$ 7000 por mes, mientras que el de un ingeniero senior de perforación o terminación llega a 7200 dólares. Los geólogos senior o geocientistas ganan US$ 7500 por mes.Por otro lado, el ajuste de este año para el personal sindicalizado se estima en 25% y de dos puntos menos para los fuera de convenio.En general, las empresas se manejan con puestos efectivizados para las posiciones de supervisión en adelante, y con contratos, para el caso de los puestos operativos. Es que entre los empleados del petróleo se distinguen los de gestión y los de campo, conocidos como los petromen. En términos salariales, los puestos técnicos suelen ubicarse un 21% por encima de los de staff."En cada yacimiento hay alrededor de 45 personas. Son los verdaderos petroleros, los que extraen el crudo y aprendieron a golpe y porrazo. La capacitación es la experiencia que se va adquiriendo. Se requiere mucha habilidad", indica Alejandra Avila, titular de la consultora homónima. Avila los define como duros, curtidos, de personalidad áspera, con una forma de comunicación directa y clara, y ganas de trabajar.Son operarios que pasan 15 días en el pozo, alejados de su familia, trabajando bajo toda condición climática. Necesitan ser fuertes y gozar de buena salud, y por eso se suele tomar a personas jóvenes, muchos herederos de una tradición familiar de petromen.Son personas que valoran más la experiencia que el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA