Oremos

Aníbal Fernández, abogado y contador con "sensaciones" encontradas

Tres hileras de vallas a lo largo de tres cuadras, mucha seguridad para personas y bienes, el tránsito bastante ordenado -algún que otro bocinazo, pero más de festejo que de queja-, gente acampando sin que se produzca ningún tipo de incidentes; pacífica convivencia entre vendedores ambulantes de bebidas, pósters y copitos de algodón. ¿El frente de la casa de Cristina Kirchner en Recoleta? No. El recital de Dua Lipa en el Campo Argentino de Polo , el martes y miércoles pasados, en plena semana laboral.

Es cierto: Dua Lipa no tiene problemas con el lawfare ni la denuestan los medios hegemónicos ni lidia con los odios de discurseros de mala entraña. También es cierto que, en sus dos conciertos, los músicos fueron músicos; los acomodadores, acomodadores, y los vendedores ambulantes, vendedores sin intenciones de pegarle un susto a nadie . No se puede decir lo mismo de algunos de los que rodean a la vicepresidenta. Parece que, como la policía no la cuidaba y los custodios solo estaban para alcanzarle copias de Sinceramente para que las autografiara, los chicos de La Cámpora se hacían cargo de la seguridad. Ya lo dijo el ministro del área, Aníbal Fernández , cuando respondió una pregunta periodística sobre un eventual nuevo refuerzo de la seguridad de Cristina Kirchner: " Eso lo va a evaluar su custodia. Yo no soy policía, soy contador y abogado ". Zapatero a tus zapatos.

Muchos...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR