Ordenanza Nro. 8678 - ORDENANZA Nº 8678/18 PROYECTO

EmisorMunicipalidad de Guaymallen
Fecha de la disposición12 de Diciembre de 2018

VISTO:

El Proyecto de Ordenanza presentado por los Concejales: Fabián Forquera, Evelin G. Pérez, Martín Ignacio Conte, Adriana Gallo, Martín Casas y Estela Baldovino, miembros integrantes del Bloque de la Unión Cívica Radical, y;

CONSIDERANDO:

Que desde hace algunos años las calles, espacios verdes y rincones de distintas ciudades comenzaron a verse pobladas por un nuevo tipo de vendedor de alimentos, emprendedores que realizan su trabajo en “Food Trucks” o camiones de comida.

Que frente a la creciente dificultad para abrir y mantener un restaurante en el tiempo, muchos jóvenes con talento gastronómico y también reconocidos cocineros, han optado por esta forma de comercio, la que ofrece una mayor flexibilidad para un inicio de carrera y que al mismo tiempo se ha convertido en un verdadero fenómeno cultural.

Que este movimiento se encuentra atravesado por las nuevas tecnologías y redes sociales, agrupando a empresarios, cocineros, diseñadores gráficos, artistas, licenciados en comunicación, bajo una comunidad que ya ha logrado establecer reglas de respeto, cooperación, integración y hospitalidad.

Que los “Food Trucks” ofrecen rapidez, sabores y buenos precios, además de una amplia variedad de comidas. Cada camión expresa su identidad, no solamente a través de su menú, sino también a partir de las imágenes que revisten sus paredes, de los uniformes de sus vendedores, del envase en el que se distribuyen los platos y de la música que exteriorizan.

Que los seguidores de cada “Food Trucks” pueden, a través de las redes sociales, seguir sus movimientos, traslados por la ciudad, participación en eventos o ferias, y expresiones en los medios de comunicación.

Que lejos de competir, los dueños de los “Food Trucks” trabajan en equipo para difundir el movimiento del que forman parte. En varias ciudades se reúnen en estacionamientos compartidos cerca de oficinas o campus universitarios para ofrecer mayor variedad y un mejor acceso a sus clientes. Se organizan asimismo eventos nocturnos, ferias y concursos en los que toda la comunidad de trabajadores y consumidores comparten su afán por la gastronomía. Toda esta actividad se encuentra amparada por un amplio movimiento asociativo que, en cada ciudad, se ocupa de establecer las reglas informales de la comunidad y de abogar por la ampliación de sus derechos.

Que las asociaciones de “Food Trucks” tienen un impacto social importante ya que donan tiempo, recursos, esfuerzos y comida para numerosas causas caritativas. En esta línea, la mayoría hacen esfuerzos para respetar el medio ambiente, tanto desde su funcionamiento cotidiano como a través de la organización de eventos temáticos.

Que la industria de los “Food Trucks” tiene un impacto económico sustancial. En primer lugar, constituyen una oportunidad para los nuevos emprendedores, es una puerta de entrada accesible a la industria gastronómica, en todas las ciudades en las que se desarrolla este movimiento, varios dueños de camiones han logrado establecer una marca, poner en marcha nuevas unidades, abrir restaurantes y hasta lanzar cadenas muy exitosas. En segundo lugar, los “Food Trucks” generan empleos e ingresos para las ciudades en las que se encuentran.

Que el formato de comercialización móvil como innovación no se restringe al sector gastronómico, su éxito, su visibilidad y su rentabilidad resulta muy atractiva para varios rubros y seguramente continuará su expansión en un futuro próximo.

Que en el seno de la Dirección de Industria, Comercio e Inspección General del Departamento Ejecutivo Municipal, como así también en el ámbito de este Concejo Deliberante, se han mantenido reuniones con emprendedores propietarios de Food Trucks con el objeto de avanzar hacia un marco normativo que regule la actividad.

Que la Ordenanza 8290, la cual tuvo que modificarse, si bien vino a suplir una carencia en la regulación de esta actividad gastronómica comercial, ha resultado insuficiente para abarcar el abanico de posibilidades que presenta la misma, como así también incluía algunas falencias como la inexistencia de la creación de códigos específicos para incorporar la actividad a la Ordenanza Tarifaria vigente, lo cual implica la presentación de un nuevo proyecto, o el hecho de solicitar la reglamentación al Poder Ejecutivo Municipal, cuando en realidad estaban dadas las condiciones para sancionar una...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba