La orden de la Presidenta fue darle protección a Oyarbide

 
EXTRACTO GRATUITO

En una estrategia , la presidenta Cristina Kirchner dio la orden tajante desde Francia de cerrar filas y proteger al juez federal Norberto Oyarbide, una instrucción que cumplieron ayer al pie de la letra todos los miembros kirchneristas del Consejo de la Magistratura. Pretende por un lado no fastidiar a y por otro defender al secretario de Legal y Técnica , .Como objetivo secundario, la Casa Rosada , Carlos Liuzzi, mano derecha de Zannini. "La orden de Cristina es cuidar a Oyarbide y defender así a Zannini y a Liuzzi. Por ahora, los cubrirán hasta donde sea posible", confió a LA NACION una fuente oficial.En medio de una denuncia por su desempeño en una causa por lavado de dinero, Oyarbide había declarado ante la Cámara Federal que el 19 de diciembre último frenó el allanamiento en la financiera Propyme debido a una llamada de Liuzzi, que le pidió interrumpirlo porque agentes de la Policía Federal intentaron coimear a los dueños de esa mutual.Ello es ahora investigado en el Consejo de la Magistratura, donde los miembros de la oposición acusan al juez de actuar en forma irregular, violar el principio de la división de poderes y obrar en connivencia con el Poder Ejecutivo.Sin embargo, los integrantes kirchneristas del jury del Consejo impidieron ayer por cinco votos a dos que la oposición acusara a Oyarbide y sólo lo citaron para que haga un descargo por escrito, como se informa por separado. En Balcarce 50 admitían anoche que esto era lo que había pedido la Presidenta.Un operador de confió a LA NACION que "a Oyarbide no lo pueden entregar así nomás". Añadió que, frente a la acusación en su contra, el juez "envió un mensaje muy claro de que tiene información complicada y lo hizo con el funcionario más débil en esta historia: avisó que puede escalar hacia arriba". Es hora de tapar el sol con las manos.La Presidenta se enfureció con Zannini por el método que emplearon para frenar a Oyarbide. El descuido de la llamada telefónica dejó expuesto a Liuzzi ante el escenario público debido a los cambiantes humores del magistrado. Sin embargo, no preocupa tanto el fondo de la cuestión: la injerencia del Poder Ejecutivo en el Judicial. El pase de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA