La oposición avanza con el tope a las tarifas en el Senado

RESUMEN

El proyecto podría tener dictamen esta semana; el oficialismo, resignado, se prepara para el veto

 
EXTRACTO GRATUITO

Salvo un acuerdo de la administración de con los gobernadores peronistas, por el que nadie se muestra optimista en el oficialismo, el podría emitir dictamen pasado mañana del proyecto de ley que limita de los servicios públicos, que quedaría así en condiciones de convertirse en ley la semana próxima.

Este es el clima que impera entres los principales referentes de Cambiemos del Senado, para quienes la idea más extendida, ante la imposibilidad numérica de detener la ofensiva opositora, es acelerar el trago amargo para darle paso al veto presidencial, ya anticipado por funcionarios del Poder Ejecutivo, a la eventual ley.

Lo único que podría modificar esta hoja de ruta sería un gesto de los gobernadores peronistas en contra de la ofensiva legislativa en materia de tarifas. Según confiaron voceros legislativos del oficialismo, esa misión está en manos del ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

Esa gestión debería estar resolviéndose a más tardar hoy, confiaron las fuentes consultadas por LA NACION, que se mostraron pesimistas acerca de la posibilidad de que pueda cambiar el derrotero que viene siguiendo el proyecto de ley aprobado la semana pasada por todo el arco opositor en la Cámara de Diputados.

Por lo pronto, el jefe del Bloque Justicialista del Senado, Miguel Pichetto (Río Negro), ya le anticipó a los negociadores de Cambiemos que, salvo una contraorden explícita de los mandatarios peronistas, no tiene margen para detener el avance del proyecto.

"Esta discusión no la empezó la oposición, comenzó con (Elisa) Carrió y el señor (presidente de la UCR, Alfredo) Cornejo diciendo que lo peor que le podía pasar al Gobierno era tener a (Juan Ignacio) de Mendiguren de ministro", sentenció Pichetto, quien calificó de "razonable" el proyecto aprobado por Diputados luego de las modificaciones incluidas, a pedido de los gobernadores, al proyecto original.

Además de la eliminación de la rebaja del IVA a los servicios públicos, impuesto que es coparticipable y afecta los fondos que reciben las provincias, se segmentó la limitación del aumento de tarifas, dejando fuera del alcance de la medida a los grandes consumidores residenciales.

Para el oficialismo estos cambios no son suficientes. "Este proyecto es una locura porque descalza fiscalmente al Gobierno; el dictamen fue hecho a las apuradas para quedar bien con todos los bloques" de la oposición en Diputados, se quejó en diálogo con LA NACION el jefe del bloque de Cambiemos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS