Sean O’Malley: “La gran mayoría está contenta con el Papa”

ROMA.- Aparece en un salón de la residencia de Santa Marta vestido con su hábito marrón de capuchino. El cardenal Sean O’Malley, arzobispo de Boston, se encuentra en el Vaticano para asistir a una de las periódicas reuniones del denominado G-9, el grupo de cardenales de todos los continentes que asesora al Papa en la reforma de la curia y en el gobierno universal de la Iglesia.

Simpático, O’Malley, de 71 años, habla perfectamente español. Por su carisma, entrega a los pobres y manejo del escándalo de abusos sexuales que golpeó a su diócesis, fue considerado papabile en el cónclave de 2013. Ahora es uno de los cardenales estadounidenses más cercanos a Francisco.

O’Malley habló con LA NACION sobre el inminente primer viaje a Estados Unidos del papa sudamericano. Al respecto, destacó que no es verdad que haya mucha oposición a Francisco. "La gran mayoría de los norteamericanos está contentísima con el Santo Padre", dijo.

Además, subrayó que buena parte de los obispos de su país aplaudió sus dos últimas iniciativas sobre el perdón del aborto a mujeres arrepentidas y la agilización de los procesos de nulidad matrimonial, resistidas por un pequeño núcleo duro.

-Hay muchísima expectativa por la visita del papa Francisco, que por primera vez pisa Estados Unidos. ¿Qué espera usted?

-Sí, hay muchísima expectativa y creemos que va a ser una visita muy positiva para la Iglesia de Estados Unidos. Las últimas encuestas sobre el Santo Padre son muy, muy positivas, indican que el 80% de la gente es favorable a él en el país.

-Sin embargo, una encuesta de hace dos meses decía que su popularidad en el último año había bajado del 76% al 59% debido a su encíclica Laudato si' y a sus denuncias de los excesos del capitalismo. ¿Quedó desactualizada?

-Sí, según los datos que manejo. Claro, entre la gente más conservadora hay cierto recelo. Pero cuando preguntan sobre las decisiones y el enfoque del Santo Padre, la gran mayoría está con él. Además, el análisis demuestra cómo las enseñanzas del Santo Padre sobre ambiente y economía hacen reflexionar a gente que antes no hubiera estado dispuesta a recibir ese mensaje.

-Muchos creen que es uno de los viajes más complicados para Francisco, porque en sectores conservadores no cayó bien la encíclica Laudato si' -algunos dijeron que el Papa no se tenía que meter en esos temas, ya que toca intereses de la industria del petróleo y el carbón-, pero también hay quienes lo acusan de marxista y populista...

-Sí, pero es que...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba