Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 7 de Agosto de 2017, expediente CNT 010270/2014/CA001

Fecha de Resolución 7 de Agosto de 2017
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II SENTENCIA DEFINITIVA NRO.: 110930 EXPEDIENTE NRO.: 10270/2014 AUTOS: OLIVA CARLOS IGNACIO Y OTRO c/ COSMETICOS AVON S.A.

s/JUICIO SUMARISIMO VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la ciudad de Buenos Aires, el 7 de Agosto del 2017, reunidos los integrantes de la Sala II a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, practicado el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

M.Á.P. dijo:

La sentencia de primera instancia hizo lugar a la demanda y dispuso la reinstalación de los actores en sus puestos de trabajo en los mismos cargos y condiciones que ostentaban antes de la decisión rupturista decidida por la accionada. A fin de que sea revisada esa decisión por este Tribunal de Alzada, interpuso recurso de apelación la parte demandada, en los términos y con los alcances que explicita en su escrito de expresión de agravios.

L., es necesario puntualizar que la presente acción se fundó en los arts. 3, 4 y 47 de la ley 23.551, art. 43 de la Constitución Nacional y en el art. 1 de la ley 23.592, al sostener los actores que los despidos dispuestos por la demandada en el mes de enero de 2014 fueron discriminatorios porque su verdadera motivación ha sido la actividad sindical desempeñada por los demandantes y no la causal invocada al despedir. En virtud de ello, el objeto de la demanda se acotó a la declaración de nulidad de los actos resolutorios a fin de obtener la reinstalación en sus puestos de trabajo y el pago de salarios caídos y de una indemnización en concepto de daños y perjuicios derivados de dichos actos discriminatorios. Consecuentemente, y por aplicación del principio procesal de congruencia (arts. 34 inc. 4º, 163 inc. 6º y 164 y 277 CPCCN), es pertinente aclarar expresamente que la revisión jurisdiccional por parte de este Tribunal debe ceñirse al objeto o pretensión de la demanda, por lo que no corresponde expedirse en relación a la arbitrariedad –o no- de los despidos decididos por la parte demandada, sino a establecer si éstos han sido motivados por la actividad sindical que invocaran los actores en el escrito inicial y si tuvieron, por tanto, una finalidad discriminatoria.

Al respecto, cabe memorar que la demanda y la respectiva réplica, conforman el tema de debate sobre el cual se debe sustanciar la prueba y dictar sentencia. Como señala C. (El Procedimiento en la Provincia de Buenos Aires. pág.

Fecha de firma: 07/08/2017 Alta en sistema: 11/08/2017 Firmado por: G.A.G., y sgtes.), la demanda determina 94 JUEZ DE CAMARA la apertura de la instancia, y deja fijados los límites de Firmado por: M.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO #20579415#185047880#20170808080141236 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II la acción y su naturaleza; y a éstos se debe supeditar la contestación de la demanda y la sentencia. De modo que el juez o tribunal no puede apartarse de los términos en los que quedó trabada la litis porque allí quedan fijados en forma definitiva los temas de la controversia, que no pueden ser –luego- alterados (cfr. art. 34, inc. 4 y 163, inc. 6 CPCCN).

Refiere Couture que la sentencia es el acto emanado de los agentes de la jurisdicción mediante el cual se deciden la causa o los puntos sometidos a su conocimiento. En una primera operación, deriva de los términos mismos de la demanda; y, en definitiva, el Juez debe hallar ante sí el conjunto de hechos narrados por las partes en sus escritos de demanda y contestación y las pruebas sobre esos hechos que se hubieran producido para depararle convicción de la verdad y permitirle efectuar la verificación de sus respectivas posiciones (cfr. C., “Fundamentos del derecho procesal civil” Ed.

D., 1981, págs. 277 y ss). La decisión que adopte el Juez para resolver el litigio debe ser congruente con la forma en la cual ha quedado trabada la relación jurídico procesal, sin que corresponda alterar o modificar en aspectos esenciales, las pretensiones o articulaciones formuladas por las partes (cfr. Colombo, en “Código Procesal Civil y Comercial de la Nación Anotado y Comentado” Ed. A.P., T. I pag. 281 y ss y doc. que informa el art. 163 inc. 6º del C.P.C.C.N.).

La parte demandada se agravia, esencialmente, por cuanto en la sentencia apelada no se tuvo por demostrada la causal invocada en las comunicaciones de los despidos de los actores, como así también al sostener que no ha sido acreditado el carácter de “activistas sindicales” de éstos, ni que revistiesen algún tipo de representación de hecho.

Cabe señalar que, en atención a la índole de la cuestión debatida y al modo de resolverse en la instancia previa, se estimó conveniente requerir la opinión del Sr. Fiscal General, quien se expidió a tenor del dictamen de fs. 416/419.

La cuestión central radica en determinar si se ha acreditado que los despidos dispuestos por la empleadora tuvieron como verdadera causal los incumplimientos invocados en las respectivas comunicaciones que, como se reseñara en la sentencia apelada, consistieron en “…el hecho de haber visualizado en filmación acciones cometidas por ambos trabajadores el día 28-11-13 no autorizadas por la empresa, por haber realizado maniobras respecto de los productos de las cajas navideñas que consumieron, lo que configuró falta grave que impidió la prosecución de la relación laboral…” (fs. 358 vta., 2º párr..), o si, en cambio, la invocación de tal causal encubrió una motivación discriminatoria por la actividad sindical que fuera invocada por los demandantes, puesto que de su resultado ha de depender el encuadre del planteo de autos en la normativa invocada (art. 47 LAS y art. 1° ley 23.592).

Fecha de firma: 07/08/2017 Alta en sistema: 11/08/2017 Firmado por: G.A.G., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO #20579415#185047880#20170808080141236 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II En principio, corresponde señalar que, dentro del sistema de estabilidad relativa impropia que contempla la LCT, el despido injustificado o arbitrario no encierra, necesariamente, un acto discriminatorio.

Ahora bien, los términos de los agravios imponen señalar que, como lo sostuvo el Máximo Tribunal “En los procesos civiles relativos a la ley 23.592, en los que se controvierte la existencia de un motivo discriminatorio en el acto en juego, resultará suficiente, para la parte que afirma dicho motivo, con la acreditación de hechos que, prima facie evaluados, resulten idóneos para inducir su existencia, caso en el cual corresponderá al demandado a quien se reprocha la comisión del trato impugnado, la prueba de que éste tuvo como causa un motivo objetivo y razonable ajeno a toda discriminación, y la evaluación de uno y otro extremo, es cometido propio de los jueces de la causa, a ser cumplido de conformidad con las reglas de la sana crítica… La doctrina del Tribunal … no supone la eximición de prueba a la parte que tilda de discriminatorio a un acto pues, de ser esto controvertido, pesa sobre aquélla la carga de acreditar los hechos de los que verosímilmente se siga la configuración del motivo debatido, ni tampoco implica, de producirse esa convicción, una inversión de la carga probatoria ya que, ciertamente, en este supuesto, al demandado le corresponderá probar el hecho que justifique descartar el prima facie acreditado” (del voto de los Dres. F., P., M., Z. in re “P.L.S. c/ Colegio Público de Abogados de la Capital Federal s/ amparo” – 15/11/2011 - CSJN P. Nº 489, L.XLIV)

Reiteradamente se ha señalado que, en materia de despidos en los que se alegan motivos discriminatorios, corresponde seguir el criterio que inclusive rige en sede civil -en donde el principio protectorio y las normas adjetivas que hacen a la facilitación de la prueba en el proceso no son aplicables-, según el cual no corresponde exigir al trabajador plena prueba del motivo discriminatorio, pues basta a tal efecto con indicios suficientes en tal sentido (conf. art. 163 inc. 5 CPCCN). En el reparto de cargas procesales, a cargo de la empleadora debe colocarse la justificación de que el...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR