Sentencia Definitiva de SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA, 12 de Noviembre de 2020, expediente C 119870

PresidenteGenoud-Kogan-Soria-Pettigiani
Fecha de Resolución12 de Noviembre de 2020
EmisorSUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA

A C U E R D O

La Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires, de conformidad con lo establecido en el art. 4 del Acuerdo n° 3971, procede al dictado de la sentencia definitiva en la causa C. 119.870, "O., Z.A. y otra contra P., N.N.. Incidente de exclusión heredero" con arreglo al siguiente orden de votación (Ac. 2078): doctoresG., K., S.,P..

A N T E C E D E N T E S

La Sala II de la Cámara de Apelación en lo C.il y Comercial del Departamento Judicial de Azul revocó la sentencia de primera instancia y, en consecuencia, hizo lugar a la incidencia promovida por Z.A. e I.E.O., determinando la exclusión de N.N.P. de la declaratoria de herederos dictada en el expediente sucesorio (v. fs. 276/289 vta.).

Se interpuso, por los letrados apoderados de la incidentada, recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley (v. fs. 295/302).

Oído el señor P. General, dictada la providencia de autos, corrido traslado a las partes en virtud de la entrada en vigencia del Código C.il y Comercial (v. fs. 352) y encontrándose la causa en estado de pronunciar sentencia, la Suprema Corte resolvió plantear y votar la siguiente

C U E S T I Ó N

¿Es fundado el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley?

V O T A C I Ó N

A la cuestión planteada, el señor J.d.G. dijo:

Hago mío el voto que dejó elaborado el distinguido colega doctor H.N., cuyo fallecimiento fuera lamentado en distintos ámbitos y fundamentalmente en este Tribunal.

I.Z.A. e I.E.O. iniciaron el presente incidente contra N.N.P. -madre de las actoras y cónyuge del causante- a los fines de que esta última fuera excluida de la declaratoria de herederos dictada el 2 de julio de 2004 en los autos principales "O., M.O.. Sucesión Ab intestato" (v. demanda: fs. 32/41).

Fundaron su pretensión en el art. 3.575 del Código C.il, sosteniendo que sus padres se encontraban separados de hecho, sin voluntad de unirse, desde diciembre de 1999 hasta el fallecimiento de M.O.O., acaecido el 5 de enero de 2005 (v. fs. 34 y sigs.).

El magistrado de origen rechazó la incidencia promovida (v. fs. 223/226 vta.).

Para así decidir, sostuvo que había caducado el derecho en cabeza de las accionantes de obtener la pretendida modificación de la declaratoria de herederos, pues desde el inicio del sucesorio habían solicitado su inclusión -resolución que así lo dispuso- para luego, un año y cuatro meses después de su dictado, pretender su exclusión. Así las cosas, concluyó que habiendo consentido las actoras la declaratoria, había precluido para ellas el derecho a solicitar la exclusión hereditaria de su madre (v. fs. 225).

A mayor abundamiento, señaló que si bien el art. 3.575 del Código C.il enunciaba a la separación de hecho como causal de cese de la vocación hereditaria del cónyuge supérstite, esta circunstancia no era absoluta, sino que tenía alcance relativo (v. fs. 225 vta.).

En tal sentido, advirtió que, demostrada la calidad de heredera forzosa, la inclusión de la cónyuge supérstite resultaba válida e inmodificable, a menos que se acreditara la existencia de la separación y su culpabilidad, extremos no corroborados en la especie (v. fs. 225/226 vta.).

  1. Apelado dicho pronunciamiento por Z.A. e I.E.O., la Sala II de la Cámara de Apelación en lo C.il y Comercial del Departamento Judicial de Azul revocó la decisión y, en consecuencia, hizo lugar a la incidencia promovida, determinando la exclusión de N.N.P. de la declaratoria de herederos (v. fs. 276/289 vta.).

  2. Contra tal forma de decidir, se alza esta última mediante recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley en el cual denuncia la violación del art. 3.575 del Código C.il y de la doctrina legal que cita. Asimismo, alega el vicio de absurdo en la apreciación de la prueba. Hace reserva del caso federal (v. fs. 295/302).

    Aduce que el Tribunal de Alzada ha aplicado erróneamente la teoría de los propios actos, interpretando las conductas contradictorias de las incidentistas como favorables a la exclusión pretendida, ignorando el hecho de que fueron las propias solicitantes quienes consintieron la declaratoria de herederos oportunamente dictada (v. fs. 297/299 vta.).

    Afirma...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR