Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 30 de Mayo de 2018 (caso OJEDA, AXEL JOAQUIN c/ SUPERINTENDENCIA DE RIESGOS DEL TRABAJO s/DIFERENCIAS DE SALARIOS)

Fecha de Resolución:30 de Mayo de 2018
Emisor:Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii
 
EXTRACTO GRATUITO

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II SENTENCIA DEFINITIVA NRO.: 112 422 EXPEDIENTE NRO.: 1710/2015 AUTOS: OJEDA, A.J. c/ SUPERINTENDENCIA DE RIESGOS DEL TRABAJO s/DIFERENCIAS DE SALARIOS VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la ciudad de Buenos Aires, el 30 de Mayo del 2018, reunidos los integrantes de la Sala II a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, practicado el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

M.Á.P. dijo:

La sentencia de primera instancia hizo lugar, parcialmente, a la demanda iniciada por el actor y condenó a la demandada a abonar las diferencias salariales que determine el perito contador en concepto de gratificaciones anuales correspondientes al año 2012 y subsiguientes. A fin de que sea revisada esa decisión por este Tribunal de Alzada, interpuso recurso de apelación la parte demandada, en los términos y con los alcances que explicita en su expresión de agravios (ver fs.

256/264).

La parte demandada se queja porque considera que el fallo dictado resulta arbitrario por carecer de fundamentos. Señala que la sentencia recaída en autos no resuelve ninguno de los múltiples planteos realizados no sólo respecto de la inconstitucionalidad que implícitamente le atribuyó la parte actora al Dto 324/11 sino que tampoco se expidió acerca de las excepciones previas de prescripción, defecto legal y falta de agotamiento de la vía administrativa. Precisa que el citado decreto es una norma de plena vigencia y que ninguna orden judicial podría ser cumplida sin mediar su declaración de inconstitucionalidad. Se agravia porque el Sr Juez a quo concluyó que el hecho nuevo denunciado en autos tornó de tratamiento abstracto lo nodal del debate que se dirige a determinar el carácter salarial o extraordinario de las sumas percibidas por el actor en concepto de gratificación extraordinaria. Precisa que dichas sumas tuvieron carácter extraordinario y que en modo alguno formaron parte del sueldo normal y habitual del accionante. Manifiesta que el hecho de que se haya llegado a un acuerdo entre el Estado Nacional y el gremio involucrado con relación al pago de “premios estímulos” no importó

la derogación del Dto 324/11 ni que la cuestión traída a juicio pueda devenir abstracta en relación a las restantes defensas opuestas. Critica la decisión en cuanto no tuvo en cuenta Fecha de firma: 30/05/2018 Alta en sistema: 08/06/2018 la prueba documental acompañada ni la pericia contable. Se queja además, porque se negó

Firmado por: G.A.G., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO #24613898#207446621#20180604091233320 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II la producción de la prueba testimonial, decisión ésta última que fue apelada –y concedida en los términos del art. 110 LO- y que actualiza en el memorial en análisis y solicita la producción de tal prueba. Refiere que se le atribuyó a la gratificación procurada el carácter de ordinaria cuando, en realidad, fue extraordinaria y no tuvo carácter salarial y remite, en homenaje a la brevedad, a las consideraciones vertidas en el alegato (ver fs. 263 quinto agravio).

Sólo con el fin de adecuar el tratamiento de las cuestiones planteadas a un método expositivo que posibilite un lógico desarrollo argumental, estimo conveniente analizar los agravios expresados en el orden que se detalla en los considerandos subsiguientes.

Los términos en que fueron deducidos los agravios imponen señalar que el recurso interpuesto por la demandada -y sin que esto implique desmerecer en modo alguno la labor profesional del letrado que suscribe la presentación-

no constituye una auténtica expresión de agravios en los términos exigidos por el art. 116 LO.

Ello así por cuanto el recurrente no cuestiona acabadamente el decisorio de grado ya que remite, en honor a la brevedad, a las consideraciones expuestas en el alegato (ver fs. 263) y a lo que surgiría de éste y de la prueba pericial (ver fs 261 pto 1).

Desde esta perspectiva, el recurso en análisis no cumple las exigencias previstas en el art. 116 de la LO. Hago esta afirmación porque la expresión de agravios debe ser autosuficiente y contener...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA