Ocho historias de arrepentidos: hablaron y fueron la llave para esclarecer crímenes resonantes

 
EXTRACTO GRATUITO

1- Contrabando de armas a Ecuador

Luis Sarlenga

Interventor en Fabricaciones Militares

La investigación del contrabando de armas a Ecuador y a Croacia que impulsaban el juez federal Jorge Urso y el fiscal federal Carlos Stornelli estaba estancada. Hasta que apareció Luis Sarlenga, quien había sido interventor en Fabricaciones Militares durante la administración de Carlos Menem. Al advertir que era el único de los mencionados en el expediente que había quedado procesado y al ver que le habían soltado la mano, Sarlenga decidió contar lo que sabía de los tres decretos secretos firmados por Menem y sus ministros, que autorizaban a venderle a Panamá y Venezuela las armas que fueron a Croacia y Ecuador. Así, Sarlenga se convirtió en el arrepentido que aportó la llave para que la Justicia avanzara sobre Menem y el resto de los imputados. Quince días después de su relato, Sarlenga fue excarcelado. En 2014, el ex presidente Menem fue condenado a siete años de prisión por el contrabando de armas. Mientras que su ministro de Defensa, Oscar Camilión recibió una pena de cinco años y medio de cárcel. A pesar de que su confesión fue decisiva para esclarecer el hecho, Sarlenga fue condenado a cuatro años de prisión. No volvió a la cárcel porque ya había pasado dos preso como el único detenido por el caso. Trasladado a los tribunales de Comodoro Py con un chaleco antibalas, en su segunda declaración, Sarlenga también aportó detalles que abonaron la hipótesis de que la explosión en la Fábrica Militar de Río Tercero habría sido un sabotaje para borrar pruebas del contrabando de armas.

2- El homicidio de José Luis Cabezas

Héctor Miguel Retana

Integrante de la banda de los hornos

En abril de 1997, Héctor Miguel Retana, se convirtió en el arrepentido que aportó los elementos que permitieron al juez José Luis Macchi avanzar sobre un grupo de efectivos de la policía bonaerense como los autores del homicidio del fotógrafo de la revista Noticias José Luis Cabezas. Durante ocho horas, Retana, que integraba la denominada banda de Los Hornos, junto con José Luis Auge, Horacio Anselmo Braga y Sergio Gustavo González, relató que un policía de Pinamar llamado Gustavo Prellezo los había convocado para que siguieran al reportero gráfico. En esa confesión, Retana describió cómo acechó y secuestró a Cabezas la madrugada del 25 de enero de 1997, cuando el fotógrafo salió de la residencia del empresario Oscar Andreani. El acusado Retana relató que Prellezo a quien...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA