La obsesión judicial de los Kirchner desde los tiempos de Santa Cruz

RÍO GALLEGOS.- La Justicia fue una de las obsesiones de Néstor Kirchner en Santa Cruz. Al inicio de su segundo mandato, en 1995, con el poder político consolidado en la provincia, avanzó con sus primeros cambios: logró ampliar de tres a cinco el número de integrantes del Tribunal Superior de Justicia y apartó de su cargo al molesto procurador Eduardo Sosa, lo que creó un efecto contagio de disciplina.La ausencia de funcionarios políticos imputados o procesados por posibles casos de corrupción, la expeditiva acción de jueces clave que fallaron siempre a su favor, el archivo consecutivo de tres causas que investigaban los fondos en el exterior que tuvo la provincia y el permiso para que Kirchner utilizara el avión sanitario como avión privado para sus vacaciones y campaña política son algunas de las pruebas contundentes que demuestran que http://www.lanacion.com.ar/1572459-la-oposicion-junta-firmas-contra-la-reforma-judicial-del-gobiernoa la hora de controlar al poder político.Desde 1995, Néstor Kirchner procuró que hombres permeables e incluso militantes políticos llegaran a cargos en la Justicia.Casos emblemáticos son el ex juez del Tribunal Superior de Justicia Jorge Ballardini, a quien nombró en 1995: fue asesor de la gobernación, fiscal de Estado y apoderado del Partido Justicialista antes que juez. O el caso de Jorge Chávez, ministro de Kirchner, candidato a intendente, luego juez de cámara y hoy integrante del Tribunal Oral Federal. En 2008, Chávez salvó a un amigo: dejó en libertad a Daniel http://www.lanacion.com.ar/1079982-varizat-se-defendio-y-aseguro-que-temia-que-lo-mataran-en-la-protesta, dejando 20 heridos.En este pelotón de políticos que pasaron por la Justicia, http://www.lanacion.com.ar/1572018-zannini-candidato-a-consejero-de-la-magistratura, quien hasta cinco días antes de asumir como presidente del Tribunal Superior de Justicia fue mano derecha de Kirchner, jefe del bloque del PJ en la Legislatura y apoderado del partido. Fue a finales de 2001 y tenía una misión clara: frenar la reposición del procurador Sosa apartado de su cargo en 1995 y ordenada ahora por la Corte.Mientras fue juez, Zannini no tuvo inconvenientes en ir a actos políticos y entregar llaves de viviendas, y, claro, frenar la reposición de Sosa. En 2003 abandonó el cargo para partir junto con Kirchner a la Casa Rosada y ocupar la Secretaría Legal y Técnica de la Presidencia, donde aún permanece.Per sáltumEn 1998, a través de una consulta popular vinculante, el gobernador...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba