La obra pública bajo sospecha también afecta a las provincias

 
EXTRACTO GRATUITO

Lejos de quedar contenidas en , las sospechas y las denuncias sobre el manejo de fondos de la se extienden por todas las provincias. La actuación del exministro de Planificación Federal , su secretario de Obras Públicas, , y otros funcionarios del kirchnerismo es investigada en varios expedientes, pero el avance de las pesquisas sobre políticos y empresarios provinciales aparece como una excentricidad en un puñado de distritos.Santa Cruz es el caso paradigmático en cuanto a denuncias de corrupción. , que está preso por y espera el juicio por el supuesto direccionamiento de la obra pública en su favor, en la que también está procesada , recibió 52 contratos viales por $46.000 millones, según la Justicia.Aunque Báez no aparece mencionado en los cuadernos de las coimas, la provincia quedó en el centro de la causa , el extitular de la Cámara Argentina de la Construcción y presidente de la constructora Esuco, que se afincó en a fines de los 90. Al describir el esquema de coimas, Wagner mencionó a un rosario de empresas.Chubut es otra provincia paradigmática y no solo por la cantidad de obras que pasaron por Báez o . También porque, antes de que surgieran los cuadernos, la Justicia local destapó una trama de corrupción espectacular que originó una docena de causas que involucran a más de 60 empresarios y a medio gabinete del fallecido gobernador"Embrujo", la "Revelación", "Emergencia" son algunos de los expedientes que estallaron al encontrarse una puntillosa contabilidad, con planillas de Excel y cheques fotocopiados, que acreditaba el ingreso de coimas de las constructoras y el pago de sobresueldos a funcionarios.Como informó LA NACION, esas investigaciones enfrentan hoy una encrucijada: los fiscales evalúan aceptar "reparaciones" de los empresarios imputados, a cambio de la suspensión de juicio a prueba. Cada empresario aportaría al menos un millón de pesos. En una provincia en crisis, el dilema va más allá de lo legal y lo fiscal.Pero el avance de los juzgados federales o locales es una quimera en varias provincias. Básicamente, porque muchos de esos jueces llegaron a su cargo de la mano del kirchnerismo o de los gobernadores que deberían investigar.En Tucumán, una causa que investiga el presunto pago de sobreprecios en obras públicas con fondos nacionales por más de $1200 millones duerme desde hace meses en la Cámara Federal de Apelaciones. Apunta al exgobernador y actual...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA