Nuevos desafíos para el mundo adulto

 
EXTRACTO GRATUITO

Desde hace décadas, la literatura y el cine proponen ficciones que plantean escenarios futuros asociados a una especie humana igualada en sus características físicas; una especie de legión de individuos asimilados en su apariencia, sin cabelleras ni atributos que permitan distinguir diferencias entre ellos. A veces, no surge con claridad cuáles serían los mecanismos de reproducción a los que recurren, pero en ese hipotético terreno de fantasía, todo parece posible. El prolífico escritor Ray Bradbury comentaba que "los intelectuales [...] siempre tienen miedo a lo fantástico porque les parece tan real ese mundo que creen que estás intentando engañar y, evidentemente, así es".En estos tiempos, la realidad también plantea desafíos ligados a cuestiones de sexo y de -esto es biología, por un lado, y cultura, por el otro- que los humanos de estos tiempos debemos atender. Algunas también dan miedo. Se trata en realidad de temáticas presentes desde siempre que por diversas razones se acostumbraba a silenciar y a ocultar y que, ahora, lejos de esconderse, provocativamente se exacerban incluso hasta el paroxismo, llevando las cosas al extremo opuesto, seguramente antes de que puedan encauzarse con mayor equilibrio para beneficio de todos.Los medios contribuimos a difundir situaciones reales francamente estrafalarias, llamativas y raras como, por ejemplo, la de una madre, que anuncia a la directora del colegio primario de su hijo que como este se sentía mujer le ha tramitado un nuevo documento y que a partir de ese momento concurrirá a clases vestido de niña. A la inversa, el anuncio puede ser que la joven alumna de secundaria ha resuelto asumir el sexo masculino siendo una preocupación que, si bien hasta entonces su desempeño en natación la había llevado a destacarse por sobre sus compañeras, ahora deberá competir con muchachos frente a los cuales difícilmente pueda volver a ganar. También puede darse que el que anoticie a la institución educativa de algún cambio sea un docente que, de la noche a la mañana, sin comprometer por ello la calidad de su tarea profesional, se presente frente a sus alumnos asumiendo un género distinto al que le conocían. Ni que hablar cuando el que experimenta el cambio es uno de los progenitores... Una innumerable cantidad de variantes que, circunscriptas solamente al ámbito educativo en todos sus niveles y sin emitir juicios de valor, refleja una realidad capaz de alterar patrones largamente instalados y convulsionar a...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA