Un nuevo registro de horas extras en la ciudad de Buenos Aires

RESUMEN

Se prevén sanciones onerosas para las empresas que no cumplan

 
EXTRACTO GRATUITO

A comienzo de este año, el Boletín Oficial de la Ciudad de Buenos Aires publicó la Disposición Nº 969/2014 de la Dirección General de Empleo, en la cual establece la forma en que los empleadores deben registrar las horas extras de sus trabajadores, como así también las sanciones que trae aparejado el incumplimiento.

Si bien entre la documentación laboral obligatoria ya se encontraba el registro de las horas extras, exigido por el artículo 6 inciso c de la ley 11.544, de jornada laboral, en la práctica, la disposición había caído en desuso por que no estaba sujeta a ningún control.

A partir de ahora, las empresas de la Ciudad de Buenos Aires se encuentran obligadas a rubricar el libro de horas suplementarias y deberán cumplir con los requisitos y modalidades dispuestos para registrar las horas extras. De modo contrario, la autoridad de aplicación les podría imponer una sanción por infracción. Si el incumplimiento fuera calificado como grave, el valor de la multa será el 30% del 200% del valor mensual del salario mínimo vital y móvil vigente al momento de la constatación de la infracción. Actualmente, la infracción podría costar entre $ 1414,80 y $9432,00 por trabajador afectado.

Sin embargo, el abogado laboralista Carlos María Del Bono, socio del estudio Severgnini, Robiola, Grinberg y Tombeur, consideró que si bien la autoridad de aplicación puede exigir el registro e imponer una multa ante el incumplimiento, su legalidad es discutible. "La disposición es cuestionable porque la ley de contrato de trabajo en los artículos 196 y 197 dispone que la extensión de la jornada de trabajo es uniforme para toda la Nación y se rige por la ley 11.544, con exclusión de toda disposición provincial en contrario, y también, establece que no estará sujeta a la previa autorización administrativa.

Al contrario, Glauco Marques socio del estudio Adrogué, Marques, Zabala y Asociados entendió que la falta de conservación o exhibición del libro pertinente constituye una infracción. "La mejor manera de poder evitar este riesgo en los juicios laborales es conocer e implementar las reglamentaciones vigentes que marca la ley. Saber es una manera de prevenir hechos que luego pueden ser irrevocables", dijo.

Para Julián De Diego, socio del estudio que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS