Un nuevo mundo, la misma obsesión

 
EXTRACTO GRATUITO

Ángel CorreaPrimero, fue vendido por una cifra millonaria a Atlético de Madrid. Se creía que podía jugar lo que quedaba de la Libertadores, pero no hubo acuerdo. Hasta que surgió un inmenso dolor: el 17 de junio fue operado en Nueva York de un problema cardíaco. No se sabía cuándo iba a volver, pero el Ciclón ya lo había perdido. Hace unos días, se confirmó que estará seis meses sin jugar, ya que se le extrajo un tumor en uno de los ventrículos del corazón. La prioridad, lógicamente, es su salud. El pase y su futuro quedaron en suspenso.Carlos ValdésQuería jugar el Mundial. José Pekerman, el conductor del seleccionado, le sugirió al Patón incorporarlo: "Es un gran zaguero". Más allá de las dudas por haber sufrido serias lesiones en las rodillas, se incorporó rápidamente al Ciclón. Le costó, al principio. Con el tiempo, se consolidó como uno de los pilares del arribo a las semifinales. El 24 de junio jugó su único partido mundialista: 4-1 a Japón, con una buena tarea. No volvió más, por una supuesta deuda de cinco meses y una discusión por Twitter con Tinelli. Le rescindieron el contrato, que duró un suspiro.Néstor OrtigozaCuando el Ciclón empató 1 a 1 con Cruzeiro, en Belo Horizonte, y se clasificó a las semifinales, había un par de certezas. Una era que Néstor Ortigoza no iba a continuar, porque se le vencía el contrato y porque no tenía una buena relación con parte de la dirigencia. Lo quiso Ramón Díaz. Para Edgardo Bauza era la prioridad. Y se logró: el 27 de junio firmó la extensión del vínculo por tres años. Como si fuera un refuerzo de lujo.Ignacio PiattiSe va, pero se queda. Figura en el último campeonato y decisivo en la Libertadores, se acabó el contrato con el club y no regresó a las prácticas hasta tener la confirmación de que jugaría lo que resta de la Copa y luego, sí, volar. Montreal Impact, de Canadá, luego de un papeleo interminable, aceptó que Nacho siguiera en San Lorenzo hasta acabar con el sueño de todos. Se reincorporó el 1° de julio. No está en su plenitud física, pero es el as de espadas.Pablo BarrientosTras el descenso con Catania, quiso volver a casa. Ni Europa, ni dólares: el Bajo Flores para empezar el tercer ciclo en la entidad azulgrana, que pagó 1.500.000 euros por un vínculo de 3 años. "Rechacé algunas ofertas porque quería volver. Es un placer usar la camiseta 11, pero siempre será de Correa", afirmó en la presentación, el 3 de julio. Por ahora, es un suplente de lujo.Leandro NavarroEspecialista en tiros libres y disparos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA