Nuevo régimen especial de contrato de trabajo para personal de casas particulares - Ley 26.844/2013

Autor:Andrea Amarante
RESUMEN

Se efectúa un breve análisis de la norma referida, sus antecedentes y la viabilidad de su implementación fáctica.

 
EXTRACTO GRATUITO

Como es la costumbre, iremos transitando su evolución, haciendo camino y experiencia a través del costo que la misma habrá de generarle a otra categoría de trabajadores.

“Principio de la convicción: puesto que dicha convicción se encuentra a la vez determinada como algo subjetivo, debe también en efecto hacerse perentorio el pensamiento de la posibilidad de un error, en el cual por consiguiente radica la presunción de una ley existente en sí y para sí. Pero la ley no actúa, es solamente el hombre real el que actúa, y respecto del valor de las acciones humanas se trata sólo, según aquel principio, de hasta qué punto ha acogido aquella ley en su convicción. Pero si, de acuerdo con esto, no son las acciones las que han de juzgarse según aquella ley, es decir, medirse en general por ella, entonces no se alcanza a ver para qué ha de existir y servir aún esa ley. Semejante ley resulta así rebajada a la condición de letra meramente exterior, de hecho a una palabra vacía, pues solamente por mi convicción se convierte en una ley obligatoria y vinculante para mí…”

HEGEL, GWF - Fundamentos de la Filosofía del Derecho - Ed. Libertarias - Madrid/1993.

  1. Algunas cuestiones previas:

    A la hora de efectuar una lectura de esta ley me parece que debemos tener presente una disposición normativa vigente que ayudará a delimitar y a encuadrar el tema de estas líneas.

    Me refiero al artículo 5º Ley 20744/LCT - Empresa/Empresario: “A los fines de esta Ley, se entiende como “empresa” la organización instrumental de medios personales, materiales e inmateriales, ordenados bajo una dirección para el logro de fines económicos o benéficos.

    A los mismos fines, se llama “empresario” a quien dirige la empresa por sí o por medio de otras personas, y con el cual se relacionan jerárquicamente los trabajadores, cualquiera sea la participación que las leyes asignen a éstos en la gestión y dirección de la “empresa”.

    Digo esto por que estamos frente a una catarata normativa en temas que hacen directa/indirectamente al Derecho del Trabajo/DT, y ahora, con la sanción de esta norma/Ley 26844, nuevamente se aumenta el caudal de las aguas de la confusión que, tienden a desmadrarse y, como es sabido, en estas aguas revueltas, la ganancia será de los pescadores.

    Cabría determinar - lo cual no es objeto de este análisis - en esta oportunidad en concreto y, con esta sanción, quiénes serán los pescadores que puedan atrapar algunos peces en sus redes y quiénes serán los peces que quedarán atrapados en esas redes.

    Se ha afirmado que esta norma “… Se suma al notorio haz de iniciativas de la última década que propenden a una sociedad más igualitaria y justa…” 1)

    Me resulta imposible divisar este “notorio haz de iniciativas”, y es que me lo impide, por ejemplo, la reciente sanción de la Ley 26773/2012 que reforma la LRT, Ley 24557/1996 que agrava las condiciones legales y procesales de los trabajadores que padecen accidentes o sufren enfermedades laborales y deberán llevar sus reclamos al Fuero Civil, indicando que: “…En los supuestos de acciones judiciales iniciadas por la vía del derecho civil se aplicará la legislación de fondo, de forma y los principios correspondientes al derecho civil…”

    No es mi intención, a través de estas reflexiones, enumerar los títulos y su denominación o mencionar el articulado de esta norma, puesto que, para ello, bastaría una lectura de los 77 artículos que la componen.

    Tampoco es mi intención el hacer un panegírico ni constituirme en una detractora de la norma, sucede que, simplemente, no considero que la misma sea la solución a la situación de los trabajadores del servicio doméstico ni a la situación de los trabajadores que requieren de la colaboración de los primeros.

    Contrariamente, sí intento hacer un aporte, si fuera posible, clarificador, sobre este tema, a este otro grupo de trabajadores que sufren diversos deteriores salariales, y entre ellos el que fuera calificado como de “… indisimulable inconstitucionalidad del impuesto a la 4ta categoría (en orden a tratarse de un gravamen al salario, cuya naturaleza jurídica es esencialmente alimentaria y, por tanto, no susceptible de ser tomada como “imponible” por cuanto se confunden los conceptos “ganancias” con “salario”)…” 2)

    Me refiero a ese/a otro/a trabajador/a que dirige la empresa de su hogar, compuesta por medios personales/integrantes de la pareja y probablemente sus hijos y otros familiares, tal vez alguna mascota y, que cuenta con algunos electrodomésticos y con artículos y elementos de limpieza que constituyen su organización instrumental.

    Son esos otros trabajadores devenidos en empresarios/empleadores que requieren de la colaboración en las tareas domésticas para poder salir a trabajar y encontrarse a fin de mes con la magra diferencia que le permita pagar a este/a colaborador/a, en algunos casos también el alquiler/expensas, los servicios públicos y finalmente sobrevivir.

    Es que no puede desconocerse la existencia de esa importante franja de trabajadores que deberá ese/os día/as de la semana en que requiere de la colaboración de alguien en algunas tareas de su casa, a veces por pocas horas diarias, entre otras obligaciones emitir cada día un recibo de ley confeccionado con los contenidos que dispone el artículos 21 y siguientes por cuanto el artículo 19 establece el lugar, plazo y oportunidad de pago de las remuneraciones y en el inciso b) específicamente alude a la oportunidad del pago al personal remunerado a jornal o por hora que deberá hacerse:”al finalizar cada jornada o cada semana según fuera convenido.”

    Además de ello, deberá inscribirse como empleador conforme lo dispone el artículo 17 en un Sistema de Registro Simplificado de las relaciones de trabajo de casas particulares, cuya elaboración y organización está en forma conjunta en cabeza del Ministerio de Trabajo y de la AFIP/Ministerio de Economía.

    Asimismo, deberá contratar una ART, pagar los días no trabajados por distintos motivos aunque deba quedarse a cargo de las obligaciones de su casa y sufrir el descuento de esa ausencia en sus propios haberes.

    Desconocer esta realidad implica generar una situación de desigualdad y establecer un régimen desigual marcado por la existencia de trabajadores “más iguales” que otros en detrimento de otros que, resultarán ser “menos iguales”.

  2. Ayer, las observaciones - Dictamen del IDT/CPACF:

    En el mes de marzo/2011, hace ya dos años, se intentó la aprobación de un Proyecto de ley enviado por el PEN, casi similar al que genera este trabajo, el cual constaba de 49 artículos y que, habiendo obtenido aprobación en la Cámara de Diputados, sufrió algunas modificaciones en el Senado, para luego ser recientemente sancionado como Ley, con fecha 23 de marzo/2013.

    En ese momento, a través del Instituto de Derecho del Trabajo del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal - IDT/CPACF se preparó un Dictamen, “…teniendo en cuenta las especiales características de esta actividad…” con algunas observaciones que - una vez aprobado por el Consejo Directivo de la Institución - fue elevado a la Comisión Legislativa del Senado.

    Así, en el mismo, se afirmó que: “…Entendemos que debe mantenerse un Estatuto Especial, aunque actualizado y salvando...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA