La prescripción en el nuevo régimen para el personal de casas particulares

Autor:Daniela Favier
Cargo:Secretaria Relatora de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza (sala II)
RESUMEN

La ley 26.844 extiende el efecto interruptivo por todo el tiempo que conlleve la tramitación de esa instancia administrativa: nótese que en esto se aparta de la Ley de Contrato de Trabajo que asigna el mismo efecto pero lo limita en el tiempo, no más de seis meses (art. 257 de la LCT).

 
EXTRACTO GRATUITO

1-Introducción.

Tarea ardua es el tratamiento y análisis del instituto de la Prescripción, sea la referida a la prescripción adquisitiva como a la liberatoria, en cualquiera de los ámbitos del derecho (civil, comercial, penal) donde el laboral no escapa, basta sólo con recordar toda la problemática que presenta en materia de Riesgo del Trabajo.

En el presente artículo, dedicaré una serie de reflexiones sobre el instituto de la Prescripción en materia de reclamos en el ámbito de la ley 26.844.

Para ello comienzo con un breve repaso del instituto para luego adentrarme concretamente en los supuestos y plazos previstos en el régimen específico.

2-Repasando conceptos.

Una de las preocupaciones del derecho es el “tiempo”, por ser un factor de trascendencia a la hora del ejercicio de las acciones.

Al referirnos al ejercicio de las acciones estamos hablando de la prescripción liberatoria a diferencia de la adquisitiva que opera cuando se adquiere un derecho por haberlo poseído durante el tiempo fijado por la ley.2

La Corte Nacional ha dicho que La prescripción, en tanto modo de extinguir las acciones, involucra aspectos típicamente vinculados al derecho de propiedad cuya inclusión dentro de las materias delegadas a la Nación no se discute. Por otra parte, no es un instituto propio del derecho público local, sino un instituto general del derecho, lo que ha justificado que, en ejercicio de la habilitación conferida al legislador nacional por el inc. 12, art. 75, Constitución Nacional, éste no sólo fijará los plazos correspondientes a las diversas hipótesis en particular, sino que, dentro de ese marco, establecerá también un régimen destinado a comprender la generalidad de las acciones susceptibles de extinguirse por esta vía. 3

El art. 3947 del C.C. contempla ambas caras del mismo instituto cuando dice:

“..Los derechos reales y personales se adquieren y se pierden por la prescripción. La prescripción es un medio de adquirir un derecho, o de libertarse de una obligación por el transcurso del tiempo.”

El desafío que presenta la prescripción liberatoria, es la interpretación de la misma frente a cuestiones de vital importancia como son la de dar paz, seguridad, certeza y orden social frente a la vigencia del derecho y su posibilidad de ejercicio real.4

También encuentra fundamento el instituto, en la negligencia del acreedor y la presunción de pago.

Por ello cuando de prescripción se trata el criterio debe ser restrictivo 5, además de que no puede ser declarado de oficio por parte del Juzgador (art. 3964 del C.C.).6

Además tiene otras notas que lo caracterizan, como de tener origen legal y que no puede ser renunciada anticipadamente (art. 3965 C.C.).

En cuanto a su naturaleza jurídica vuelvo a los términos del art. 3947 del C.C. en cuanto dice “ que la prescripción es un medio …de libertarse de una obligación por el transcurso del tiempo”, ello no es exactamente así, ya que el acreedor si bien queda privado de la acción y por lo tanto tiene vedada la posibilidad de exigir su cumplimiento la misma pasa a ser un obligación natural (art. 512 inc. 2 C.C.)7 y por lo tanto puede retener lo que el deudor le ha entregado en virtud de ella.8

Ahora bien, al factor tiempo se le agrega la inactividad 9 del acreedor como otro factor necesario para que la prescripción liberatoria surta sus efectos liberadores respecto del deudor.

Sobre ello el art. 3949 del C.C. dice: “la prescripción liberatoria es una excepción para repeler una acción por el sólo hecho que el que entabla, ha dejado durante un lapso de tiempo de intentarla, o de ejercer el derecho al cual ella se refiere”.

Nótese que la mencionada disposición legal tiene a la prescripción como una “excepción” 10 pero nada obsta que sea intentada por vía de acción.11

La jurisprudencia de nuestros Tribunales le han dado a la palabra “excepción”10 un significado mas bien sustancial y no procesal.12

Lo interesante de la prescripción es que no se dirige a discutir la legitimidad jurídica del reclamo, sino que manifiesta la existencia de un impedimento de hecho que frustra la reclamación del derecho y por lo tanto lo invalidan por haber transcurrido el plazo legal correspondiente.

En cuanto a los sujetos de la prescripción, son todas las personas físicas y jurídicas incluido el Estado y la Iglesia (arts. arts. 3950 y 3951).

Los menores también son afectados por la prescripción siempre que tuvieren representantes legales, si carecieren de representación se aplicará lo dispuesto en el art. 3980 del C.C. (art. 3966 C.C.) 13

3-Oportunidad de su oposición.

.

El art. 3962 C.C. reformado por la Ley 17711, establece que “la prescripción debe oponerse al contestar la demanda o en la primera presentación en el juicio que haga quien intente oponerla” 14 , esta expresión generó basta jurisprudencia y doctrina al respecto sobre la interpretación que debía darse a la misma, porque si bien la reforma le quitó la amplitud que la disposición legal tenía, no trajo claridad lo que provocó diversas interpretaciones doctrinales y jurisprudenciales a lo que se suma que las normas procesales tanto locales15 como nacionales regulan la oportunidad del planteamiento de la prescripción lo que originó nuevas interpretaciones.16

Como consecuencia de las diferentes interpretaciones surge el plenario nacional \"Pennigian de Khatcherian, Sateniga c. O\'Flaherty, Enrique T.\" del 14/4/76, de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, que delimitó los alcances de la denominada “primera presentación” del art. 3962 C.C.

El mencionado plenario fijó la siguiente doctrina legal: \"La primera presentación en que se puede oponer la excepción de prescripción, conforme al actual art. 3962 del Cód. Civil, es --en los procesos de conocimiento-- la realizada por el demandado antes de contestar la demanda; quien no compareció al proceso en el momento oportuno no puede articularla en su presentación posterior\".

Pero a raíz de la reforma introducida por la ley 22.434 al art. 346 del Cód. Procesal Civil y Comercial de la Nación, (cuyo texto dice \"...La prescripción podrá oponerse hasta el vencimiento del plazo para contestar la demanda o la reconvencion. El rebelde sólo podrá hacerlo con posterioridad siempre que justifique haber incurrido en rebeldía por causas que no hayan estado a su alcance superar. En los casos en que la obligación de comparecer surgiere con posterioridad al plazo acordado al demandado o reconvenido para contestar podrá oponerla en su primera presentación. Si se dedujere como excepción, se resolverá como previa si la cuestión fuere de puro derecho...\"), aparece un nuevo plenario que dejó sin efecto el anterior \"Abraham, Ernesto O. c. Ramos, Juan C.\", del 5/12/90. el que fijó la siguiente doctrina obligatoria: \"La reforma introducida por la ley 22.434 al art. 346 del Cód. Procesal ha dejado sin efecto la doctrina legal establecida en el fallo plenario \"Pennigian Vda. de Khatcherian, Sateniga c. O\'Flaherty, Enrique T. s/cobro de pesos\".

Otros autores 17 distinguen el deudor de los terceros interesados que no tienen la obligación de contestar.

Interpretan que el deudor puede oponer la excepción hasta que venza el plazo para contestar demanda; siendo esa oportunidad el límite máximo (preclusión), aun cuando no sea la primera primera presentación ya que esta expresión se refiere al tercero interesado que no tiene obligación de contestar la pretensión y que cuando comparece al proceso lo debe tomar en el estado que se encuentre. Interpretar lo contrario podría afectar seriamente el derecho de defensa.18

Un fallo que ilustra la situación del tercero: “ Respecto a la oportunidad procesal que tiene un acreedor para oponer la prescripción del crédito que reclama otro acreedor en la ejecución iniciada por el primero, contra un deudor común, rige el art. 3.962 C.C. A este fin, resulta indispensable limitar el estadio procesal en el que puede oponerse la defensa de prescripción, contribuyendo a afianzar la seguridad jurídica y evitar el avance innecesario de procesos. En consecuencia, es la primera presentación en juicio que realiza el tercero (acreedor hipotecario) el momento en el que debe plantear la defensa de prescripción. Esta solución es la que mejor respeta el texto expreso del art. 3.962 C.C., e impone a los que pretenden beneficiarse con una prescripción liberatoria, estar atentos y ser expeditos en el ejercicio de sus derechos, aducirla en la primera oportunidad que tengan de presentarse en el expediente (o al contestar la demanda el deudor), porque lo contrario implica consentir una prescripción ya operada” Expte.: 92309 - DEPARTAMENTO GENERAL DE IRRIGACION EN J 9.254/113.436 BANCO BANSUD S.A. C/ MARIA KELLY P/ INCIDENTE S/ CAS.Fecha: 10/11/2009 Suprema Corte de Justicia de Mendoza- SALA N° 1.19

Finalmente cabe hacer referencia al Proyecto de Unificación del Código Civil y Comercial de la Nación 20, el que propone una redacción más clara y superadora- sobre el tema- en el proyectado ARTÍCULO 2553.- que dice: “Oportunidad procesal para oponerla. La prescripción debe oponerse dentro del plazo para contestar la demanda en los procesos de conocimiento, y para oponer excepciones en los procesos de ejecución. Los terceros interesados que comparecen al juicio vencidos los términos aplicables a las partes, deben hacerlo en su primera presentación”.

4-Curso de la prescripción, interrupción y suspensión

a-Curso de la prescripción. Comienzo del plazo. Principio general

Podemos decir como principio general que la prescripción comienza su curso cuando el acreedor tiene expedita la acción, es decir desde que el titular del derecho esté habilitado para ejercer la acción respectiva (desde que el crédito existe y puede ser exigido).

El art. 3956 C.C. dispone que la prescripción en las obligaciones no modales, empieza a correr...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA