Nuevamente, los inversores tendrán que balancear su apuesta entre pesos y dólares

Cuestión de monedas. Nuevamente los inversores deben repensar su estrategia de inversión y volver a rebalancear su posición entre pesos y dólares. En principio hoy se refuerzan los primeros y se baja la exposición en los segundos. Un movimiento que, más allá de la recomendación puntual por estos días, debe llevar a una primera conclusión: una administración de los portafolios activa será mucho más rentable que una pasiva, y esto será válido para el resto del año. En otras palabras, inversores despabilados tendrán su premio.

La segunda conclusión, en cambio, ya va directo a las oportunidades. En líneas generales, y más allá de que se deba jugar necesariamente con los tiempos, hay potencial alcista a mediano plazo en los activos de riesgo argentino aun bajo un contexto externo que por momentos pueda llegar a complicarse, y en un marco de volatilidad que se mantendrá alta.

La disparada del tipo de cambio entre enero y en especial febrero llevó a que el BCRA aparezca en el mercado a mediados del mes pasado, pero la señal más fuerte de que la entidad no está dispuesta a dejarlo escapar más allá de los $ 16 llegó el martes, cuando la entidad volvió a convalidar tasas en pesos nuevamente en el orden del 37% anual para las Lebac (Letras del Banco Central de Argentina) a 35 días.

En realidad, el BCRA volvió a subir la tasa para todos los plazos, aunque manteniendo la curva invertida y aun con una mayor pendiente a la que se observó en diciembre. Hoy las tasas se ubican entre 37% y 28% anual, cuando hace dos meses y medio atrás -preparándose para la liberación del cepo- se ubicaban entre 38% y 35% anual.

Con relación al resultado, el cambio de estrategia de la entidad finalmente parece haberle puesto un techo al billete, que sumado a cuestiones de expectativas permitió reducir las tasas de devaluación implícita en la curva de futuros de Rofex. Mientras que los precios de los futuros entre marzo y julio cayeron entre 4-6%, las tasas anuales se redujeron más de 5 puntos porcentuales para esos plazos.

Un marco que favorece con los actuales niveles de tasas las colocaciones en pesos con cobertura obligó en consecuencia a un cambio también en la estrategia de los inversores. Tasa le gana a inflación y dólar en la ecuación actual.

Incluso no se espera que el BCRA vuelva a bajar las tasas rápido. En realidad esperará a garantizarse una mayor oferta de dólares. Es más, si se hila más fino debería buscar salirse del cortoplacismo que hoy muestran los...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba