Notas latinoamericanas para una filosofía política materialista de los derechos

Autor:Sebastián Torres
Páginas:903-926
 
EXTRACTO GRATUITO
Notas latinoamericanas para una filosofía
política materialista de los derechos
Sebastián Torres
Universidad Nacional de Córdoba - Argentina
Revista Derechos en Acción ISSN 2525-1678/ e-ISSN 2525-1686
Año 5/Nº 14, Verano 2019-2020 (21 diciembre a 20 marzo)
DOI: https://doi.org/10.24215/25251678e381
1. La cuestión de los derechos
Desde la segunda mitad del siglo XX la teoría social y la
filosofía han desarrollado, desde perspectivas muy diversas,
una crítica al sujeto soberano que encuentra en el sujeto de
derechos su matriz paradigmática. El supuesto de un individuo
libre y consciente, propietario de sí mismo y moralmente autó-
nomo, se encuentra presente como premisa teórica y práctica
casi exclusivamente en la esfera del derecho. Esfera que, lejos
de ser restricta, se encuentra integrada a la vida social y cultural,
a la política y sus instituciones. Último gran pilar de la moderni-
dad occidental, no se mantiene incólume teóricamente, pero se
sostiene como única “condición de posibilidad” para pensar un
orden social racional, que, por otra parte, parece desmoronarse
en procesos multicausales cada vez más acelerados.
Esto es, sin embargo, parte de una evaluación que debiera
contrastarse con la persistencia de las luchas por los derechos
sostenidas por movimien tos sociales y políticos de las más diver-
sas características. Así como, por otra parte, todo un ciclo de
gobiernos populares latinoamericanos, los únicos que a inicios
del siglo XXI representaron una alternativa regional concertada
ante el avance global del neoliberalismo y el neoconservadu-
rismo, hicieron de los derechos, bajo diferentes figuras −como la
SECCIÓN ESPECIAL | 903
REDEA. DERECHOS EN ACCIÓN
| Año 5 . Nº 14 | Verano 2019-2020
“ampliación de derechos”, la “restitución de derechos” e incluso
la “invención de nuevos derechos” −, un eje fundamental de
sus políticas contra-hegemónicas. Un motivo que, en contadas
excepciones, fue considerado por la teoría como una dimensión
que nos comprometía a una revisión crítica de la larga tradición
de cuestionamien to e impugnación a la teoría, el discurso y la
política de los derechos.
Esta persistencia de los derechos no asume, sin embargo,
un programa de refundación liberal de las democracias con-
temporáneas: tradición que reclama la exclusividad histórica de
este pilar de la teoría social y política. Por el contrario, entre la
crisis del sujeto moral y su fundamentación y la crítica sostenida
ante el individualismo, emerge la historicidad y politicidad de
los derechos, sosteniendo su presencia en diferentes escenas
contemporáneas: las ya débiles teorías fundacionalistas son sus-
tituidas por las prácticas históricas concretas. ¿Eso significa que
la teoría tiene poco para decir sobre los derechos? ¿Significa que
la función crítica de la teoría sólo puede limitarse –y la tarea no
es menor− a despejar metafísicas de la naturaleza y la razón? Si
los derechos pueden ser explicados mediante las luchas por los
derechos, ¿pueden ser considerados solo como un conjunto de
reglas específicas, un código de las relaciones de poder entre
gobernantes y gobernados, que solo perduran por su relativa
eficacia, en las transacciones donde se intercambian bienes por
legitimidad? ¿Es posible pensar los derechos desde una pers-
pectiva realista, histórica, a partir de las luchas y las relaciones
de poder (Tilly, 2004), sin quedar atrapado en un materialismo
reduccionista, que estreche sus posibilidades políticas?
2. Los derechos como relación
En el Curso del Colegio de Francia de 1978-1979, Michel
Foucault señalará la heterogeneidad entre el sujeto de derecho
y el homo economicus, no superponibles ni gobernables bajo
la misma racionalidad (Foucault, 2007: 334-335) y que, junto
a otros análisis del capitalismo contemporáneo, constata el
904 | SECCIÓN ESPECIAL

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA