Sentencia definitiva nº 2511/03 de Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 5 de Marzo de 2004 (caso Causa nº 2511/03 – "Tribunal de Superintendencia del Notariado. "Colegio de Escribanos. Escribano A., G. E. s/ situación planteada con Caja Notarial")

Fecha de Resolución: 5 de Marzo de 2004
Emisor:Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires
 
EXTRACTO GRATUITO

Causa nº 2511/03 - "Tribunal de Superintendencia del Notariado. "Colegio de Escribanos. Escribano A., G. E. s/ situación planteada con Caja Notarial"

Sumario: Recurso de apelación. Colegio de Escribanos. Potestad disciplinaria. Caja Notarial. Sanción de multa. Revocación

En relación al art. 134 de la ley n° 404, que el Colegio de Escribanos sólo poseía potestad sancionatoria en custodia de la función notarial, esto es, por un "acto u omisión, intencional o culposo, que importe el incumplimiento de las normas legales o reglamentarias que rigen el ejercicio de la función notarial". Se entiende, sin necesidad de mayor explicación, que la potestad disciplinaria sólo puede ejercerse en relación con la custodia de la función notarial. Esa potestad no puede amparar el hecho de las diferencias que pueden existir entre el Colegio de Escribanos o la Caja Notarial con uno de sus afiliados, por razón del servicio que la Caja Notarial presta, ni tampoco erigir al Colegio de Escribanos o a la Caja Notarial en una persona privilegiada a la que no se le pueda discutir, por parte de algunas personas, la clase y extensión de sus deberes, en este caso respecto de un afiliado a su sistema de salud. Que eso se considere un "acto de indisciplina", por el cual el afiliado quede bajo la potestad disciplinaria de aquel a quien le demanda un servicio, resulta asombroso. El art. 150 de la ley n° 404 no ampara tamaño desatino sino que, a semejanza de lo que sucede en el art. 115 del Código Penal, permite a quien juzga corregir las ofensas graves proferidas en la condición de litigante, mediante la potestad disciplinaria. En el caso, según se observa, no sólo no existe ofensa grave alguna, sino, antes bien, se trata de una disputa acerca del alcance de los deberes de la Caja Notarial en vía judicial. Asimismo, el Colegio está ubicado como la otra parte del problema, como quien tiene que brindar el servicio por cuya omisión el escribano se queja; y no es precisamente a las partes a quien se le permite la corrección disciplinaria con el objeto de moderar la discusión. (Voto de los Sres. Jueces Julio B. J. Maier y Alicia E. Ruíz).

(TSN, Causa nº 2511/03 - "Tribunal de Superintendencia del Notariado. "Colegio de Escribanos. Escribano A., G. E. s/ situación planteada con Caja Notarial")

Sumario: Recurso de apelación. Colegio de Escribanos. Potestad disciplinaria. Caja Notarial. Sanción de multa. Revocación

De las constancias del expediente surge que: a) no...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA