Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala V, 31 de Mayo de 2023, expediente CNT 018187/2020

Fecha de Resolución31 de Mayo de 2023
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala V

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA V

Expte. Nº CNT 18187/2020/CA1

SENTENCIA DEFINITIVA Nº87270

AUTOS: “NODA ABREU JULIO CESAR c/ OYE CHICO S.A. y OTRO s/

DESPIDO.” (JUZGADO Nº 52).

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Capital Federal de la República Argentina, a los 31 días del mes mayo de 2023 se reúnen los señores jueces de la Sala V, para dictar la sentencia en esta causa, quienes se expiden en el orden de votación que fue sorteado oportunamente y el Doctor GABRIEL de V. dijo:

  1. - La sentencia definitiva dictada con fecha 31/10/2022, recibe apelación del actor, conforme recurso de fecha 09/11/2022. Todo ello, conforme surge del sistema Lex 100.

  2. - En términos preliminares, he de comenzar por el análisis de los agravios.

    El accionante cuestiona en primer lugar el rechazo de la extensión de responsabilidad respecto del codemandado P.A.E.. Esgrime que fue entrevistado, contratado y se encontraba bajo las órdenes del codemandado. También remite a la aplicación de lo dispuesto en el artículo 71 de la ley 18.345.

    En su segundo planteo, el apelante cuestiona la base remuneratoria reconocida en la sentencia de grado. Argumenta que corresponde considerar la remuneración utilizada en la demanda, en conformidad con la categoría 6 mozo C.C.T. de la norma colectiva ya citada.

    A continuación, se agravia por el rechazo de los reclamos introducidos por horas extras y propinas. Arguye que los requisitos para considerar a las propinas como remuneratorias se cumplen de forma adecuada y esgrime que la accionada lo obligaba a laborar un número variable e indeterminado de horas extras.

    Por último, recurre la decisión del Sr. juez de desestimar las multas de los artìculos 8 y 15 de la L.N.E. Asimismo, reclama que se considere el S.A.C. en la indemnización por antigüedad.

  3. - Delimitados de este modo los términos del memorial recursivo bajo estudio,

    cabe mencionar que el magistrado, en virtud de la presunción establecida en el artículo 71 de la L.O., tuvo por ciertos los hechos denunciados por el Sr. N. en su escrito de inicio, en cuanto a la existencia del vínculo laboral invocado y los hechos relativos a la desvinculación.

    Fecha de firma: 31/05/2023

    Firmado por: G.D.V., JUEZ DE CAMARA 1

    Firmado por: B.E.F., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.C., SECRETARIA DE CAMARA

    En torno a ello, en el escrito de demanda, el accionante adujo que ingresó a trabajar en el restaurante “Oye Chico”, sito en Montevideo 310 C.A.B.A., inscripta bajo el nombre Oye Chico S.A. Sostuvo que el local funciona como restaurante, hay shows por las noches, se venden bebidas alcohólicas y hay actividad bailable. Las órdenes de trabajo eran dadas directamente por el dueño del local, el demandado E.A.P..

    Denunció que laboraba los días miércoles, jueves, viernes y sábados de 19 a 04hs, como custodio del local, pero también debía laborar de mozo al mismo tiempo.

    Asimismo, señaló que el vínculo nunca fue registrado por lo cual envió C.D. Nº

    940027448 – 940027465 y 940027451 solicitando la regularización del contrato de trabajo. Sin embargo y ante la falta de respuesta de la contraria, se consideró despedido en los términos de la C.D. Nº 747380053 de fecha 05/12/2019 (cnf. documental adjunta).

    El magistrado, reitero, tuvo por ciertos los hechos denunciados por el actor en cuanto a que se desempeñó como trabajador dependiente de la S.A. demandada, desde la fecha de ingreso denunciada, atendiéndose a la operatividad de la presunción prevista en el artículo 71 de la L.O. Ello arriba firme a esta instancia.

    Por ende, hizo lugar a las indemnizaciones derivadas del despido indirecto conforme los arts. 232, 233 y 245 de la L.C.T. y estimó la procedencia parcial de los rubros dispuestos en la liquidación.

  4. - Sentado lo anterior, cabe destacar que no resulta controvertido ante esta alzada que se decretó la rebeldía de ambos codemandados, conforme el art. 71 L.O. (cnf.

    proveído de fecha 30/08/2022).

    En consecuencia, en el caso de marras, resulta operativa la presunción dispuesta en la norma que señala que: “Si el demandado debidamente citado no contestare la demanda en el plazo previsto en el art. 68 será declarado rebelde, presumiéndose como ciertos los hechos expuestos en ella, salvo prueba en contrario”.

    Ahora bien, corresponde comenzar por el análisis del segundo agravio del Sr.

    N., vinculado a la categoría reconocida en la instancia de grado y en consecuencia, la base de cálculo determinada.

    El sentenciante de grado desestimó la base de cálculo denunciada en la demanda,

    correspondiente al salario devengado conforme categoría 6 mozo C.C.T. 389/2004, toda vez que el accionante adujo haber efectuado tareas como custodio y añadió que el demandante tampoco indicó la categoría del establecimiento de la demandada (estrellas,

    tenedores o copas que le correspondían) por lo que incumplió con lo dispuesto en el artículo 65 de la L.O.

    Fecha de firma: 31/05/2023

    2

    Firmado por: GABRIEL DE V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: B.E.F., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.C., SECRETARIA DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

    SALA V

    Sin embargo, sostuvo que la remuneración percibida de forma efectiva por el actor fue ostensiblemente menor a todas las categorías de la escala salarial del rubro gastronómico y por aplicación del principio “iura novit curia”, concluyó que las tareas descriptas por el accionante podrían encuadrarse en la categoría 2 del C.C.T. 389/04.

    Al respecto, si lo que se pretende es determinar cuál es el convenio colectivo aplicable es pertinente preguntarse por la actividad del establecimiento. Pero si lo que se pretende es establecer —dentro de un C.C.T. que ya ha sido considerado aplicable— la categoría laboral del actor, no interesa lo que el establecimiento haga sino la trabajadora en concreto (v. mi voto en este sentido, en el expediente N° 48528/2016 “S.G.F. c/ Textil Mago S.A. y Otros s/ Despido” S.D. N° 85595 de fecha 13/10/2021, del registro de esta Sala).

    En el caso, el Sr. N. denunció en el libelo de inicio que sus tareas eran variadas y que era custodio del local, pero también que debía laborar de mozo y que ambas tareas debían ser realizadas al mismo tiempo. Agregó que “…se me exigía que atendiera mesas junto con el control de la puerta, la disciplina del local, que no entrara nadie que no fuera admitido, que hubiera robos, cuidar las pertenencias de las personas y debía controlar cualquier conflicto o pelea dentro del local.”

    La descripción citada impide considerar que el trabajador se desempeñó de forma efectiva como “mozo categorìa 6”, toda vez que el C.C.T. 389/04, prevee en la definición del personal citado que es de su incumbencia la preparación de la llamada "mise en place" o de su lugar de trabajo, donde atiende al público en el servicio de comedores y bebidas, lo que no se condice con las tareas descriptas en el libelo de inicio.

    Por ende, coincido con el temperamento adoptado en grado en cuanto a que las tareas descriptas por el actor corresponden a la categoría 2 de la norma colectiva citada,

    sin que ello implique soslayar el principio de “in dubio pro operario” que consagra el art.

    9 de la L.C.T. (cfr. art. 78 L.C.T.).

    Sentado lo anterior, cabe continuar por el tratamiento del agravio vinculado a la inclusión del rubro propinas en la base de cálculo.

    El sentenciante de grado señaló que el artículo 113 de la L.C.T. excluye del concepto de remuneración a las propinas que se encuentran prohibidas y el artículo 11.11 del C.C.T. 389/04 prohíbe expresamente su percepción.

    En este sentido, no es una cuestión novedosa la discusión acerca del carácter remuneratorio o no de las “propinas” que perciben los trabajadores en el ámbito del servicio gastronómico. Tampoco es desconocido que, en el marco negocial del C.C.T.

    389/04, las partes signatarias prohibieron la posibilidad de recibir propinas por parte de todo el personal dependiente comprendido en el convenio, a los fines previstos por el artículo 113 de la L.C.T.

    Fecha de firma: 31/05/2023

    Firmado por: G.D.V., JUEZ DE CAMARA 3

    Firmado por: B.E.F., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.C., SECRETARIA DE CAMARA

    No obstante ello, cada caso merece un especial análisis relacionado, en particular,

    con la actitud que la demandada adopta ante la voluntaria dación de dinero extra por parte de los clientes al personal que tiene a su cargo.

    Ahora bien, en el presente caso, la no objeción o la tolerancia de la demandada a las propinas que refiere el recurrente en su apelación, no integró la descripción de los hechos introducidos en la demanda, lo que imposibilita su...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR