Una noche en la que el swing fue homenaje

Con pantalla gigante, podio de oradores y una suerte de living improvisado en el escenario, el ciclo Jazzología cambió su habitual espacio del Centro Cultural San Martín por la sala Martín Coronado para recordar a Julio Cortázar a través, obviamente, del jazz. De los eventos en danza por estos días, el del ciclo dirigido por Carlos Inzillo tuvo doble significación, habida cuenta de la pasión de Cortázar por el jazz y el hecho de que Jazzología cumple 30 años de su fundación. Con locución de Silvina Chediek y la participación, como cogestor del evento, del locutor Guillermo Fuentes Rey, esta función especial, bautizada Cort-Jazz-ar, tuvo lleno total de la sala, con presencia de celebridades como Susana Rinaldi.En su salsa, Silvina acomodó a Fuentes Rey e Inzillo en el "living" para hablar de las implicancias del swing en la literatura de Cortázar. Entonces, subieron los integrantes del Sexteto Mariano Loiácono, que dieron una gramática algo moderna a las líneas que inspiraron cuentos explícitamente jazzísticos, como "El perseguidor". Integrados por Jerónimo Carmona en contrabajo, Ramiro Prenovi en guitarra eléctrica, Eloy Michelini en batería, Loiácono en trompeta y su hermano Sebastián en saxo, con la invaluable presencia del pianista y arreglador Ángel Sucheras, el Sexteto repasó ilustres 78 rpm con mucho regusto a pantano y vientos del Mississippi.Pasaron "Western Blues", los clásicos...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba