Para no gastar dinero de más en los servicios es mejor mantenerse alerta

Llamadas que no se concretan, comunicaciones y películas interrumpidas, facturas con sorpresas, bajas imposibles.. Millones de consumidores de distintos servicios experimentan algún disgusto eventualmente, a diario o a fin de mes. Aunque son muchos los que eligen masticar la bronca y pagar su comodidad con unos pesos de más, las quejas son incesantes en las asociaciones de consumidores que advierten engaños por parte de las empresas, y cierto desconocimiento y faltas de atención de los clientes ante las picardías.

Es usual, por ejemplo, encontrar un mensaje que ofrece un tono de espera al desbloquear el celular, cuando se usa el chat o después de una llamada. La agilidad del teclado táctil y un descuido, con frecuencia pueden derivar en la suscripción inconsciente a servicios adicionales, de los que el usuario se entera por un mensaje de texto, o en el detalle, al recibir la factura. Quien haya activado un servicio de este tipo pagará un cargo en torno de los $ 10 para reemplazar el tono por música. "Para desactivar este servicio y otros que se activan en forma similar se envía un mensaje de baja, que no se debe cobrar", advierte Carolina Suárez, vicepresidenta del Centro de Educación al Consumidor (CEC), donde recibieron numerosas quejas por este tipo de adicionales.

Otro caso que pocos advierten es el de las recargas. "Cargué a mi hijo $ 50, en un celular que tiene para emergencias -cuenta Paula U., usuaria de Movistar-. Acepté la opción de multiplicar por cinco el crédito. Pero los $ 250, que ni siquiera usó, se esfumaron a la semana. Osea, perdí en pocos días los $ 50 que iba a cargar para el mes." Ante la consulta de LA NACION, en la empresa respondieron que al quintuplicar la recarga, "si bien se acorta la vigencia del crédito, el cliente multiplica por cinco la cantidad de minutos, SMS o de MB de Internet". Las condiciones, se defendieron, son comunicadas por SMS. Aunque los defensores de los usuarios acusan a las compañías de hacer publicidad engañosa u omisiones que terminan afectando a los usuarios.

"Si el cliente multiplica antes del vencimiento del crédito multiplicado prorroga el crédito disponible por la nueva vigencia", añadieron en Movistar. Pero eso prevé un gasto mayor del que la clienta del ejemplo pretendía destinar.

Las compañías tienen la obligación de informar con precisión los detalles del plan contratado y el costo del segundo de llamada de voz, SMS y otros servicios. En cuanto a precios, no existen diferencias...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba