'A mí no me corre nadie, y mucho menos con patoteadas'

 
EXTRACTO GRATUITO

http://www.lanacion.com.ar/1528657-las-frases-mas-fuertes-de-cristina-tras-el-paro . Y lo hizo. "Me voy a bancar lo que me tenga que bancar. A mí no me corre nadie, y mucho menos con amenazas, patoteadas o matones." Así describió la presidenta Cristina Kirchner el paro y los piquetes que ayer convirtieron la Capital casi en un desierto en lo que fue la primera huelga general contra un gobierno kirchnerista.Una cinta celeste y blanca alrededor de su cuello cortaba momentáneamente el luto que lleva desde hace dos años. Desde San Pedro, en el festejo por el Día de la Soberanía Nacional, la Presidenta http:////www.lanacion.com.ar/1528653-dia-de-la-soberania-nacional y pidió no hablar de "huelga o piquete"."Tenemos que tener la libertad de elegir qué es lo que queremos hacer. No se puede someter a la extorsión y la amenaza", dijo.Desde temprano, el Gobierno se concentró en desacreditar la protesta por la metodología elegida por los manifestantes, convocados por la CGT que dirige Hugo Moyano y la CTA de Pablo Micheli. Aunque con correcciones hacia el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, que le había hablado de un "piquetazo nacional", la Presidenta siguió esa línea para cuestionar la medida."El derecho de huelga constitucionalmente reconocido y respetado por esta argentina que es presidenta es sagrado y también es sagrado el derecho a decidir cada trabajador qué es lo que quiere hacer", apuntó Cristina, en línea con la idea central de cuestionar el método con cortes de calles, autopistas, vías y rutas que idearon los dirigentes sindicales que convocaron el paro para lograr darle mayor magnitud a la huelga.De cara al río Paraná, sobre la barranca de la Vuelta de Obligado y en un atardecer caluroso, la Presidenta nunca nombró a Moyano ni a Micheli y evitó hablar del reclamo por la suba del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias, eje de la protesta sindical."Éstos no son los dirigentes gremiales que querían Perón y Eva", avanzó Cristina, frente a un nutrido grupo de militantes que coreaban los clásicos cantos kirchneristas. "La voluntad de los trabajadores no puede ser vulnerada por nadie, tiene que ser expresada. Me gustaría que todos los dirigentes, principalmente aquellos que quieren representar a los trabajadores, estuvieran más preocupados por preservar las fuentes de trabajo, que es el gran desafío en un mundo que se derrumba", apuntó.La Presidenta hizo un encendido discurso en el que desgranó la crisis económica mundial y comparó las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA