No cede la violencia contra chicos

 
EXTRACTO GRATUITO

Nadie puede detener la ola de violencia contra menores que comenzó hace diez días con el asesinato de Tomás Dameno Santillán en Lincoln.La sucesión de hechos en los que los chicos fueron víctimas durante los últimos días siguió con el homicidio de Gastón Bustamante, en Miramar, y el asesinato de Claudia Molina, de 16 años, en un episodio que comenzó como una pelea en Facebook y terminó con la adolescente apuñalada.Lejos de detenerse, la ola de violencia creció en las últimas horas. Esa violencia se instaló en los hogares y quedó expuesta con hechos de violencia familiar, como el asesinato a hachazos de una niña de 6 años ocurrido en la ciudad de Villa Regina, en Río Negro. Por este hecho, en el que resultaron heridos la madre de la víctima y su hermano, de 7 meses, fueron apresados el padre de la niña y un primo.Las escuelas también fueron territorio de la violencia. El lunes pasado una chica de 13 años fue agredida por una compañera, de 14. Otra alumna del mismo colegio, situado en Gerli, grabó la agresión con una cámara y subió el video a YouTube.Al día siguiente, en una escuela de Ensenada, un alumno amenazó con un cuchillo al director, en una tensa situación que se prolongó por más de tres horas.Ambos hechos ocurrieron a po­cos días de otro incidente registra­do en un colegio primario de San Justo, en el partido de La Matanza, en el que un chico sufrió una herida leve al dispararse una pistola que un compañero había llevado a clase; también en Rosario, al día siguiente, un chico causó conmoción al apare­cer en la escuela con un arma de fuego.La violencia también se instaló en los partidos de fútbol infantiles. En Rosario, el director técnico de un equipo de niños baleó a un espectador porque lo había insultado.Con respecto al episodio ocurrido en el colegio de Gerli, fuentes policiales indicaron que el hecho se produjo en la Escuela Media N° 7, cuando una niña de 13 años fue perseguida, atacada y arrojada al piso por otra alumna, de 14, ante la mirada de una compañera que con un teléfono celular filmaba...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA