Sentencia de Sala I, 13 de Junio de 2013, expediente 48.472

Fecha de Resolución13 de Junio de 2013
EmisorSala I

Poder Judicial de la Nación Sala I, Causa N° 48.472

Nkwandla, G. s/excarcelación

Jugado N° 5 Secretaría ° 10

Expte. N° 2067/13/1

Reg. N° 647

Buenos Aires, 13 de junio de 2013.

Y VISTOS

Y CONSIDERANDO:

I- Llegan las presentes actuaciones a conocimiento del Tribunal en virtud del recurso de apelación interpuesto por la Sra. Defensora Pública Oficial, Dra. P.M., contra la resolución obrante a fs. 3/5vta. en USO OFICIAL

cuanto dispuso no hacer lugar a la excarcelación impetrada por G.N. y/o S.H.M..

II- En primer lugar, cabe señalar que la defensa ha renunciado a los términos procesales y el Ministerio Público Fiscal ha consentido la abreviación de los mismos (artículo 165 del C.P.P.N.).

III- La letrada manifestó las consideraciones inherentes al caso en relación a la excepcionalidad de la medida restrictiva de la libertad en juego, y señaló que la sola escala penal contemplada para la calificación legal asignada al suceso investigado permite inferir que el encierro cautelar de su pupilo resulta excesivo. A su vez, afirmó que su asistido posee arraigo suficiente para garantizar la sujeción al proceso en tanto posee domicilio cierto.

A tal fin aportó un informe confeccionado por el Patronato de Liberados en el cual se hace saber que de recuperar su libertad cuenta con una vacante transitoria disponible en el Hogar de Hombres del Ejército de Salvación “El Refugio”, sito en Copahue 2032 de esta ciudad (ver fs. 66/67 del ppal).

Por otra parte, en torno al desconocimiento de sus datos filiatorios, indica que su ahijado procesal los ha dado a conocer al momento de prestar declaración indagatoria y ha presentado en la causa la documentación que avala tal aseveración para lo cual se acompañó el “Emergency Travel Document” (ver fs. 63/64 del ppal.).

IV- Es cierto que la Constitución Nacional consagra categóricamente el derecho a la libertad física y ambulatoria, atributo fundamental de todos los hombres; e impone el deber de considerar y tratar a todo individuo como inocente hasta que, en el marco de un juicio respetuoso del debido proceso, se demuestre lo contrario -art. 14 y 18 CN.

Sin embargo, y así como no existen derechos absolutos,

también estas libertades pueden verse relativizadas si se comprueba la existencia de causas objetivas que hicieren presumir al juez que la persona sometida a proceso criminal intentará eludir la acción de la justicia o entorpecer el curso de las investigaciones judiciales.

Precisamente ese fue el criterio adoptado por...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR