Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA III, 27 de Noviembre de 2017, expediente CNT 063257/2013/CA001

Fecha de Resolución27 de Noviembre de 2017
EmisorCÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA III

Poder Judicial de la Nación SENTENCIA DEFINITIVA CAUSA Nº63257/2013“NIKCEVICH MARIA ANDREA C/ISNTITUTO DUPUYTREN DE TRAUMATOLOGIA Y ORTOPEDIA S.A. S/DESPIDO” - JUZGADO NRO.41-

En la ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a 27/11/2017 reunidos en la S. de Acuerdos los señores miembros integrantes de este Tribunal, a fin de considerar el recurso deducido contra la sentencia apelada, se procede a oír las opiniones de los presentes en el orden de sorteo practicado al efecto, resultando así la siguiente exposición de fundamentos y votación:

La D.D.R.C.:

Contra la sentencia de primera instancia (fs. 611/624), se alzan las partes, actora y demandada, en los términos de los sendos memoriales que obran a fs.628/637 y fs.625/627, respectivamente, los que merecieran réplica a fs.640/654 y fs.645/648.

La accionante, se queja de la remuneración tomada por la a quo, a fin de efectuar los cálculos indemnizatorios, y consecuentemente la repercusión –

eventual- de los rubros procedentes en el fallo de anterior grado. Asimismo, apeló el desconocimiento del reclamo de horas extraordinarias, de la indemnización del art.132 bis de la LCT, y del reclamo por daño moral. Por último, apeló la imposición de costas divididas, y solicita la capitalización de intereses en los términos del art.770 del CCyCN.

Por su parte, la demandada, se queja, pues sostiene que la a quo efectuó una errónea interpretación de los hechos, y de las pruebas que obran en autos. Ello, pues según sostiene la actora fue despedida con justa causa, por abandono de trabajo, luego de hacer efectivo el apercibimiento y ante la falta de cumplimiento a la intimación cursada.

Entiende, que no corresponde en la especie, aplicar la presunción del art.23 de la LCT en relación con la fecha de ingreso, y que por tal motivo, no le asiste el derecho a la actora de percibir las indemnizaciones derivadas del mismo. Agregó, que tampoco corresponde el pago de las vacaciones no gozadas 2013. Aclaró, que la Sra. N., nunca efectuó reclamo alguno por incumplimientos laborales, por lo que no corresponden las multas dispuestas en el fallo de anterior grado (art.9 y 15 LNE, y art.2 Ley 25345).

Luego, la quejosa arguye que no puede la sentenciante, condenar por la entrega de los certificados de trabajo del art.80 de la LCT, pues los mismos fueron puestos a disposición, y por ende, resulta errónea la procedencia de la multa del art.45 de la ley 25345.

Finalmente, se agravia por la aplicación de actualización por el índice R. y/o CAC, más los intereses. En último lugar, apela los porcentajes de honorarios, por considerarlos elevados.

Ahora bien, la a quo por su parte, hizo lugar parcialmente a la demanda interpuesta por N.M.A., pues entendió suficientemente Fecha de firma: 27/11/2017configurada la injuria denunciada por la misma, como para colocarse en la Firmado por: D.R.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: N.M.R.B., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.L.G., SECRETARIA Firmado por: A.H.P., JUEZ DE CAMARA #19846292#194388744#20171127122202795 Poder Judicial de la Nación situación prevista en el art. 242 de la LCT. Estableció que el capital de condena se reajuste por coeficiente de índice R., y desestimó la procedencia del daño moral.

Luego de lo expuesto, haré entonces una breve descripción de los hechos acaecidos en autos.

En el inicio, la actora manifestó que el 01/08/2000 ingresó a trabajar para la demandada, como médica clínica (CCT 619/11), desempeñándose desde su inicio de lunes a viernes de 8 a 14 horas, y efectuando un promedio de cinco guardias al mes, en días sábados, domingos o feriados.

Manifestó que al tiempo de la extinción del vínculo laboral, le correspondía la suma de $17.737,05, comprensiva de las horas extraordinarias que no le eran abonadas (a razón de 11 mensuales).

Cuenta, que se encontraba incorrectamente registrada en cuanto a la fecha de ingreso, y remuneración percibida. Agregó, que la conminaban a emitir facturas simulando una locación de servicios. Ante ello, el día 11/4/13, intimó a la demandada, a fin de que regularizara la situación laboral, abonese horas extras impagas, y cesare las actitudes persecutorias. Narra, que pese a reiterar el reclamo, sus pedidos fueron desoídos, y que como respuesta, el empleador solicitó que retomae tareas.

Luego, explicó que ante tal situación, el día 03/05/2013, el “Instituto Dupuytren”, la consideró incursa en la situación de abandono de trabajo en los términos del art.244 de la LCT. Finalmente, sostiene que no tuvo más remedio que iniciar la presente acción en procura del cobro de las indemnizaciones derivadas del despido, y demás rubros que lucen en la liquidación de fs.8, solicitando asimismo, la efectiva entrega de los certificados del art. 80 de la LCT.

A fs. 109/117, la demandada, contestó la acción, y luego de la negativa generalizada de los hechos, sostuvo que la actora fue contratada como médica autónoma en el mes de mayo de 2002, percibiendo como contraprestación una remuneración. Aclaró, que en el año 2006, fue la propia accionante la que manifestó su interés por desempeñarse en el instituto como trabajadora dependiente, y de tal modo, el 1/10/06 se incorporó al staff como médica de planta.

Luego, negó específicamente la jornada y horarios laborales, destacando que N., solo efectuaba guardias rotativas de fin de semana. Señaló, que durante el transcurso de la relación laboral jamás efectuó reclamo alguno, por lo que solicitó el rechazo de la presente acción.

Por último, señaló que luego de reiteradas ausencias injustificadas, la desvinculación de la actora se acogió a la figura jurídica del art.244 de la LCT.

Como primera medida, he de aclarar que no cabe duda de que el vínculo laboral habido entre las partes finalizó el día 03/05/2013, por medio la CD Nº 340631068 remitida por el empleador a la actora, donde le notificara su decisión rupturista en los términos del art.244 de la LCT. Digo así, dado que se encuentra reconocido por las partes el intercambio telegráfico acompañado en autos.

Fecha de firma: 27/11/2017 Sentado lo cual, recordemos que nos dice la mentada normativa:

Firmado por: D.R.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: N.M.R.B., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.L.G., SECRETARIA Firmado por: A.H.P., JUEZ DE CAMARA #19846292#194388744#20171127122202795 Poder Judicial de la Nación ”El abandono del trabajo como acto de incumplimiento del trabajador solo se configurara previa constitución en mora, mediante intimación hecha en forma fehaciente a que se reintegre al trabajo”.

Entonces, a fin de que se torne operativa la causal de abandono, se requieren los siguientes elementos: a.- ausencia del dependiente de su lugar de trabajo, b.-intimación fehaciente del empresario a fin de que se reintegre constituyendo en mora al subordinado en un plazo razonable, c.-

ante el incumplimiento, la declaración rupturista del empleador. Todo ello, encontrándose vigente el vínculo.

Veamos entonces, que surge de los colacionados agregados en autos.

En primer lugar, la trabajadora remitió -11.4.2013-, TCL Nº 35485876 7, donde intimó por la registración laboral en los términos de la Ley Nacional de Empleo, a fin de obtener regularizar el vínculo, conforme la verdadera fecha de inicio, remuneración, días y horarios de trabajo. Asimismo, requirió

el pago de deudas salariales, de horas extras no abonadas, y denunció

hostigamiento laboral, y la omisión de depósito de los importes retenidos con destino al sistema de seguridad social y sindical (v.fs.61 I).

Durante el mismo día, cursó idéntica misiva la AFIP, en los términos del art.47 de la Ley 25345.

El empleador, respondió rechazando todos y cada uno de los contenidos de tal instrumento.

Por ello, la actora, el día 18/4/2013, reiteró la posición adoptada y el reclamo laboral efectuado en todos sus términos (v. TCL 362590257).

En esta ocasión, el instituto solicitó que procediera a reincorporarse a las tareas habituales, bajo apercibimiento de considerarla incursa en abandono de trabajo, a lo cual la trabajadora, respondió sólo limitándose a mantener en todo su postura.

A consecuencia de lo cual, y dado que la trabajadora no se reincorporó a trabajar, el día 03/05/13, el demandado hizo efectivo el apercibimiento, y extinguió el vínculo por su exclusiva culpa.

De tal suerte, dado que se encuentran controvertidas las razones en las que se diera por finalizado en vínculo laboral, y las circunstancias especiales que originaron tal ruptura, estimo pertinente efectuar las siguientes aclaraciones.

La actora en primer lugar, remite una intimación a su empleador, a fin de poder modificar, ciertas irregularidades, y deficiencias en sus remuneraciones. La demandada, entendió que no le asistía derecho alguno en sus reclamos y que persistiendo en sus injustificadas ausencias, correspondía terminar el vínculo por abandono de trabajo.

Ahora bien, del análisis del intercambio telegráfico, surge que la actora efectuó puntualmente tres reclamos (fecha de inicio, pago de horas extras, y pagos conforme a recibo), y que condicionado al incumplimiento, retuvo tareas. A posteriori, y dado que no se reincorporó a su puesto de trabajo, la patronal disolvió el vínculo por abandono (v. CD 3406631048 de Fecha de firma: 27/11/2017 fs.54).

Firmado por: D.R.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: N.M.R.B., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.L.G., SECRETARIA Firmado por: A.H.P., JUEZ DE CAMARA #19846292#194388744#20171127122202795 Poder Judicial de la Nación Tal como se mencionara en párrafos anteriores, se encuentra reconocida en autos la totalidad del intercambio telegráfico habido entre las partes, el que se encuentra acompañado, y luce en piezas originales acompañado a fs.50/65 y fs.127/151.

Observo que, de acuerdo a los términos de la comunicación extintiva, en la especie se encuentra en juego el abandono de trabajo regido por el art.

244 de la LCT. El mismo, non es otra cosa que una violación, por parte de un trabajador, de su primordial deber de prestar el servicio. Es decir, dejar su empleo sin dar aviso...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba