Hubo nexos con Báez en la mitad de los inmuebles de los Kirchner

 
EXTRACTO GRATUITO

En 18 de las 33 propiedades que figuran en la última declaración jurada de o a nombre de la empresa familiar Los Sauces SA existieron operaciones comerciales con . Representan más del 50% de los inmuebles del ex matrimonio presidencial. Así queda evidenciado en una gran cantidad de documentos privados y escrituras públicas.

Entre las transacciones se contabilizan compras, ventas, alquileres, un fideicomiso, una permuta y hasta un condominio. Fueron negocios que marcaron ingresos exponenciales para los beneficiarios. Hubo operaciones aisladas y otras "en combo". Todas tuvieron un denominador común: fueron en Santa Cruz.

Los vínculos económicos cruzados entre la familia Kirchner y Báez son históricos. Los negocios en el rubro inmobiliario y hotelero signaron esa relación en la última década, si se tienen en cuenta las habitaciones alquiladas sin usar en los hoteles o la gerencia de los complejos turísticos de los Kirchner en manos del empresario patagónico.

LA NACION pudo acceder a la nominación catastral de todos los inmuebles de los Kirchner, a informes del registro de la propiedad inmueble y a documentación interna de la compañía Austral Construcciones, la nave insignia de Báez, que está preso desde el 5 de abril por lavado de dinero. A partir de esta documentación, se confirmaron los negocios en común, muchos de ellos investigados actualmente por la Justicia en las causas conocidas como Hotesur, Los Sauces y la ruta del dinero K.

Un caso emblemático de los nexos entre los Kirchner y Báez son las tierras sobre las que se amplió el hotel Los Sauces, en El Calafate. Hay una historia oficial y otra paralela. La oficial registra una permuta por pesos, la otra describe un intercambio de terrenos estratégicos entre ambas partes. Según los informes de dominio a los que accedió LA NACION, el 19 de marzo de 2007, Austral Construcciones, le permutó la Quinta 10A a Cristina Kirchner por $ 150.000 y, sobre ese predio, la ex mandataria amplió su hotel boutique.

Sin embargo, los registros internos del Grupo Austral, a los que accedió LA NACION, hablan de que, en rigor, se intercambió a la Quinta 10A por el 50% de otro lote de más de 8,7 hectáreas emplazado sobre la margen sur del lago Argentino, que estaba a nombre de la ex presidenta. Fue así que Báez se transformó en condómino de la ex jefa de Estado, en un gran terreno que al día de hoy es un páramo.

Casas y departamentos

También Kirchner y Báez figuraon juntos en un fideicomiso de 10...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA