Negacionismo de la Shoá. La aproximación a un marco teórico

Páginas:158-191
 
EXTRACTO GRATUITO
158
Negacionismo de la Shoá.
La aproximación a un marco teórico1
Consideraciones introductorias
El genocidio perpetrado por el régimen nazi durante la Segunda
Guerra Mundial no sólo arrojó millones de víctimas señaladas y per-
seguidas con la minuciosidad de un programa político de envergadu-
ra, sino también, la multiplicación de discursos transmisores de los
acontecimientos con posterioridad a la nalización de la contienda
armada.
Las Ciencias Sociales han estudiado denodadamente ese período
histórico buceando en los elementos y particularidades que le dieron
cabida, la situación y características del escenario previo y sus múlti-
ples consecuencias de orden sociológico, losóco, político y jurídico,
entre otras.
Aspectos tales como la obediencia a la autoridad, la propaganda
manipuladora, el racismo cienticista, el darwinismo social como ex-
plicación de los fenómenos de ‘supervivencia”, el antisemitismo y sus
múltiples versiones discursivas, el rol del Derecho en la creación de
normas discriminatorias y en la aplicación de justicia universal a poste-
1 Este artículo es el producto del trabajo de investigación elaborado desde el Centro
de Estudios Sociales de la DAIA, en el marco del Programa de Acreditación
Institucional de Proyectos de Investigación en Derecho (DeCyT), Código 1006
(2010-2011), titulado “Legislación internacional comparada: Negacionismo del
Holocausto en la Argentina”. Integrantes del equipo de investigación: Directora:
Dra. Marisa Braylan. Integrantes: Lic. Sebastián Halperín, Dr. Sebastián Szkolnik,
Dra. Débora Kott y la Lic. Verónica Constantino.
Informe sobre antisemitismo en la Argentina 2010 159
riori de los hechos, las posibles narraciones de la memoria, los espacios
creados con ese n y la pedagogía de la transmisión y la prevención, el
dilema de los sobrevivientes y sus familiares, la vida post facto de los
perpetradores, las manifestaciones artísticas, la responsabilidad ético-
moral de sociedades enteras, el rol de los medios de comunicación y de
los Estados, el silencio y sus múltiples interpretaciones, la denición de
Derechos Humanos y su Declaración explícita como mensaje al con-
cierto de naciones, la participación de los “Justos entre las Naciones”,
salvadores desinteresados que asumieron innitos riesgos, debaten el
sentido de un suceso posible y aún latente en el seno de nuestras socie-
dades. Las condiciones estructurales mínimas necesarias para la repeti-
ción de esta clase de acontecimientos no han mutado y lo prueban los
genocidios perpetrados después de las enseñanzas de Nüremberg o del
Juicio al criminal d e guerra Adolf Eichmann en Jerusalem.
Podría armarse que la propia Modernidad fue puesta en tela de
juicio frente a estos sucesos, perlándose opiniones que tanto señalan
su fracaso como proyecto de progreso de la humanidad, como aquellos
que arman que sus propias cualidades lo hicieron posible.
Nos situaremos especialmente en los grados de apropiación cua-
litativa con lo sucedido, narraciones que generaron innitos efectos
difíciles aún de medir, en las conciencias sociales y en la percepción
política de los crímenes.
Entre la amplia gama de consideraciones hallamos en uno de sus
extremos más nítidos al Negacionismo. Este discurso, niega sin más
los hechos y/o pone en tela de juicio eventos probados jurídicamente
y descritos en detalle en múltiples testimonios orales, como, por ejem-
plo, la existencia de cámaras de gas en campos de concentración y ex-
terminio.
Negar el Holocausto cobra gravedad fatal al asumirse como dis-
curso admisible, explicativo o justicativo. La derrota ética sería total
si se admitiera su legitimidad en el curso del trazado de la historia re-
ciente, destruyendo así la capacidad crítica de aprehender el pasado y
resignicar las injusticias del presente.
Así como en algunos otros países, la Argentina ha sido escenario
de esta modalidad, sumado al fenómeno del espacio virtual, que no
reconoce fronteras.
Informe sobre antisemitismo en la Argentina 2010
160
Por ello, se impone la necesidad al menos, de problematizar los
dichos o producciones pseudocientícas abriendo un debate que re-
dundará en la construcción de un marco teórico útil para responder o
bien prevenir la circulación de ideas que, al menos, ofenden la memoria
de los asesinados bajo esas circunstancias, la dura supervivencia de so-
brevivientes y familiares y, a todos los hombres de bien que bregan por
una sociedad sustentada sobre el derecho a la igualdad y la convivencia
democrática.
Concepto
El Negacionismo del Holocausto, es la distorsión ilegítima de un
registro histórico -que fue constatado efectivamente por prueba fílmi-
ca, documental y testimonial, y oportunamente juzgado por Tribunales
internacionales-, de manera tal que ciertos eventos aparezcan como di-
ferentes a lo que fueron en realidad, con un n meramente ideológico,
político, religioso y/o discriminatorio.
Para ello, se utilizan distintas técnicas como por ejemplo, presentar
como documentos genuinos los que en realidad son falsos, manipular
estadísticas para apoyar sus puntos de vista, y traducir mal deliberada-
mente textos en otros idiomas.
Los ejes comunes de esta corriente los constituyen la duda o el
rechazo de que:
El régimen nacionalsocialista tuviese un plan deliberado de exter-•
minar a los judíos o a otros grupos.
Hayan muerto seis millones de judíos durante la guerra.•
Existiesen dispositivos funcionales para el exterminio masivo, tales •
como las cámaras de gas y/o campos de exterminio.
Origen
Los orígenes del Negacionismo del Holocausto se remontan en la
práctica, a poco después de nalizada la Segunda Guerra Mundial.
Los seguidores del Nacionalsocialismo lo utilizaron como método
para deslindar su responsabilidad por los crímenes de genocidio y con
intención de mostrar una imagen positiva de los Nazis, y que los he-

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA