Nadin Argañaraz: 'En los subsidios está explicado el 90% del déficit fiscal'

Nadin Argañaraz es un estudioso del sistema fiscal y tiene un diagnóstico claro, pero a la vez duro, de lo que sucede en el país en esa materia. "En lo que respecta a impuestos, la Argentina es el reino del revés", dice el director del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf). Y, luego de fundamentar esa idea con ejemplos, agrega otra definición incómoda para el orgullo nacional: "El argentino pretende recibir todo lo que pueda del Estado y darle lo menos posible".

Tampoco escapa a este economista la coyuntura financiera que atraviesa la Argentina por estos días. En ese sentido, cree que el Fondo Monetario Internacional (FMI) no le va a regalar nada al país, que las metas de inflación fijadas fueron muy ambiciosas y que la única forma de terminar con la suba generalizada de precios es reducir el déficit fiscal. "Si se eliminan los subsidios –afirma– se termina con el 90% del déficit fiscal. Claro que eso no puede hacerse con un shock".

–¿Era la única salida ir al FMI como lo hizo el Gobierno hace unos días?

–En un contexto internacional de volatilidad, con suba del costo de financiamiento para países emergentes (mayor para la Argentina, por su vulnerabilidad externa y su déficit fiscal y comercial), tomar financiamiento en el mercado a una tasa más alta que la del FMI sería poner en riesgo la disminución del déficit fiscal. El Gobierno opta por el FMI para tener un dinero disponible que le asegure sostener el gradualismo en 2018 y 2019 a una tasa menor a la del mercado.

–Esa es la parte buena. ¿Cuál es la mala?

–El FMI tiene historias de amor y desamor con este país. Ha sido un generador de decisiones acá, muchas veces con el fin de cerrar el hueco fiscal, sin pensar en el costo. Por ejemplo, la suba de la alícuota del IVA del 18% al 21% fue imposición del Fondo. ¿Qué veo ahora? El FMI avaló el gradualismo, pero hay que ver si esa opinión la valida con apoyo concreto.

–¿Qué significa la vuelta al FMI para el bolsillo de la gente?

–Si el Fondo avala el gradualismo fiscal, va a seguir el bolsillo soportando la suba de tarifas. Lo que puede cambiar es que el anuncio del Fondo genere menor volatilidad, que se vaya a una calma financiera. La incertidumbre del dólar, sumada a la tasa de interés, paraliza las decisiones económicas y lleva a una desaceleración, que complica el empleo. La clave es lograr la calma financiera al menor costo real posible.

–¿Qué debería haber hecho el Gobierno para no llegar al FMI?

–La quita de subsidios estaba...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba