Nadie aprendió la lección que dejó River

Fue el 26 de junio de 2011. Ayer nomás o hace una eternidad, según como se espíe la realidad. River cayó al abismo: el gigante derrumbado. Lo vieron todos: los equipos pequeños, los conjuntos poderosos. Sin embargo, la desnudez millonaria, antes de su traumático y exitoso regreso, no fue analizada por los grandes. San Lorenzo, una temporada después, zafó por la caída libre de Banfield, si no hoy sufriría en otra categoría; y todavía sigue sin aprender: los resultados saltan a la vista. Independiente no descifró el mensaje...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba