El nacimiento de la obra social 'piquetera' beneficiará a varios jefes de la CGT

 
EXTRACTO GRATUITO

El surgimiento de la obra social "piquetera" beneficiará a un puñado de jefes sindicales que integran la CGT. La nueva prestadora médica les permitirá a los sindicalistas descargar allí a los monotributistas sociales inscriptos en sus obras sociales y les traerá -según reconocen- un "alivio" a sus cajas.

"En algún momento, el Gobierno iba a tener que hacer algo. Fue una imposición, más que algo voluntario, tener que recibirlos", reconocieron a LA NACION cerca del jefe mercantil Armando Cavalieri. El sindicato de Comercio está a la cabeza de los gremios que mayor cantidad de monotributistas sociales reciben. Tiene 83.783 inscriptos, según pudo cotejar LA NACION en los padrones de la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS), organismo que regula las obras sociales y cuyo titular es Luis Scervino.

La inscripción en el monotributo social -categoría que se creó en 2009 con el desarrollo de los programas Argentina Trabaja- implica el pago de una cuota mensual de $ 209, mientras que el Ministerio de Desarrollo Social cubre el 50% restante. Permite a los beneficiarios acceder al servicio de cobertura médica que brindan las obras sociales de los sindicatos. Figuran hoy en esa categoría 441.648 personas.

Pese a que, en el caso de Comercio, le reportan $ 422 millones al año, debido al bajo nivel de aportes que realizan los inscriptos y, en promedio, las prestaciones que requieren, en los gremios aseguran que se trata de "pacientes deficitarios". La Osecac (Comercio) es, además, la obra social sindical más grande del país, con 2.100.000 pacientes. "Nuestros afiliados terminan subsidiándolos porque el costo de atenderlos no se cubre con la cuota que pagan", explicaron cerca de Cavalieri.

La nómina de los sindicatos que mayor cantidad de monotributistas sociales recibe se completa con Peones rurales, Azucareros, Uocra (Construcción), Uolra (Ladrilleros) y UPCN. Cada una tiene entre 50 y 20 mil inscriptos.

Por eso, no sólo Emilio Pérsico, líder de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), espera con ansias la resolución de la SSS que colocará a su organización al frente de la obra social "piquetera".

La Obra Social de Trabajadores de la Economía Popular (Ostep) se convertirá en la opción natural de trabajadores precarios -cooperativistas, vendedores ambulantes, recicladores- que estén bajo el régimen de monotributo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA