Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala I, 14 de Marzo de 2017, expediente CIV 038934/2007

Fecha de Resolución:14 de Marzo de 2017
Emisor:Camara Civil - Sala I

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA I Expte. nº “F., B.N. c/L., M.Á. y otros s/

daños y perjuicios”, expte. n° “N., D.R. c/L., M.Á. s/ daños y perjuicios” y expte. n° “La Holando Sudamericana Compañía de Seguros S.A. c/ L., M.Á. s/

cobro de sumas de dinero” (Juzgado Civil n°)

ACUERDO N° En la Ciudad de Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los 13 días del mes de marzo del año dos mil diecisiete, reunidos en acuerdo los señores jueces de la Sala “I” de la Cámara Civil, para conocer de los recursos interpuestos en los autos: “F., B.N. c/L., M.Á. y otros s/ daños y perjuicios”, “N., Diego Roberto c/

Luján, M.Á. s/ daños y perjuicios” y “La Holando Sudamericana Compañía de Seguros S.A. c/ L., M.Á. s/

cobro de sumas de dinero”, respecto de la sentencia única corriente a fs. 754/775 de estos autos (copia certificada a fs. 361/83 de los acumulados “La Holando Sudamericana Compañía de Seguros S.A. c/

L., M.Á. s/ cobro de sumas de dinero” y a fs. 747/68 de “N., D.R. c/L., M.Á. s/ daños y perjuicios”), el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Se ajusta a derecho la sentencia apelada?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía hacerse en el orden siguiente: Dras. CASTRO, G. y UBIEDO.

Sobre la cuestión propuesta la DRA. CASTRO dijo:

  1. La sentencia única obrante a fs. 754/775 de estos autos (copia certificada a fs. 361/83 de los acumulados “La Holando Sudamericana Compañía de Seguros S.A. c/ L., M.Á. s/

    cobro de sumas de dinero” y a fs. 747/68 de “N., D.R. c.L., M.Á. s/ daños y perjuicios”) determinó en los presentes actuados “F., B.N. c/L., M.Á. y otro s/ daños y perjuicios”: hacer lugar a la demanda entablada por la Fecha de firma: 14/03/2017 Firmado por: C.N.U.-P.E.C.-P.M.G., #14616334#173803267#20170314075519333 actora B.N.F., por sí y en representación de sus hijas, contra L.X., condenando concurrentemente a “Paraná

    S.A. de seguros” a abonarle a aquéllas las sumas de $ 200.240 a la primera y $ 120.240, $130.240 y $150.240 a cada una de sus hijas:

    1. de C.G., N.R.G. y M. de los Ángeles G., todo ello con más los intereses y las costas.

    Asimismo rechazó la demanda que habían interpuesto contra M.Á.L., su aseguradora Liderar Compañía General de Seguros S.A.” y contra J.C.H.. En el expediente “N., D.R. c.L., M.Á. s/ daños y perjuicios”: rechazó la demanda interpuesta, haciendo lugar parcialmente a la reconvención promovida por M.Á.L. , condenando a L.X. y concurrentemente a la aseguradora Paraná S.A. de Seguros a abonarle la suma de $ 26.000 con más los intereses y las costas.

    Finalmente en los autos “La Holando Sudamericana Compañía de Seguros S.A. c/ L., M.Á. s/ cobro de sumas de dinero”

    dispuso rechazar la demanda, con costas.

    En los presentes actuados “F., B.N. c/L., M.Á. y otro s/ daños y perjuicios”, apeló la parte actora quien expresó agravios a fs. 899/901 que fueron contestados a fs. 929/30; también la parte demandada L. que hizo lo propio a fs. 903/904 y mereció la réplica de fs. 926/27. La aseguradora –Paraná S.A. de Seguros- también se agravió con la pieza de fs. 906/11 que fue contestada a fs. 932/33. En el expediente “N., Diego Roberto c.

    Luján, M.Á. s/ daños y perjuicios”: apelaron la actora que expresó agravios a fs. 850/53, contestados a fs. 858/59 y la citada en garantía que fundó su recurso a fs. 854/56 pero no fue contestado. En la causa “La Holando Sudamericana Compañía de Seguros S.A. c/

    L., M.Á. s/ cobro de sumas de dinero” apeló la parte actora expresando agravios a fs. 415 que fueron respondidos a fs.

    417/8.

    Fecha de firma: 14/03/2017 Firmado por: C.N.U.-P.E.C.-P.M.G., #14616334#173803267#20170314075519333 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA I

  2. Comenzaré por referirme brevemente a los hechos que dieron motivo a estas actuaciones y se vinculan al accidente ocurrido el 14 de mayo de 2005, a las 4:00 hs., aproximadamente en la localidad de los Polvorines, Provincia de Buenos Aires cuando el Renault 9 –remis- que conducía M.A.L. por la ruta 202 en dirección norte y en el que era transportado G., quien en vida fue el esposo y padre de las reclamantes en las presentes actuaciones, colisionó con el rodado Peugeot 504 que al mando de D.R.N. circulaba por la misma ruta pero en sentido contrario.

  3. Expte.: F., B.N. c/L., M.Á. y otro s/ daños y perjuicios”

    Con sustento en la decisión arribada en sede penal en el marco de la causa IPP: 426692/2005 “L., M.Á. s/homicidio culposo calificado (art. 84 2do.parrafo) y lesiones culposas calificadas” y lo normado por los arts. 1.101, 1.102, 1.103 y concordantes del Código Civil, el juez de grado consideró que no cabía responsabilizar al demandado L. ni a su aseguradora, ubicando en la maniobra de N. la causante del lamentable accidente.

    Coinciden las actoras (viuda e hijas de G., que era transportado en el remis conducido por L.) con la apreciación de los hechos efectuada por el juez de grado y la decisión de responsabilizar a N. por el lamentable suceso, pero disienten en cuanto la condena no alcanza al codemandado L. y su aseguradora Liderar S.A. La queja no podrá tener acogida. A lo escueto de la fundamentación debe sumarse la falta de argumentos que puedan motivar la revisión de lo decidido. En efecto, las actoras solo aluden a que “…Lujan y la aseguradora deberían ser solidariamente responsables, no por su accionar sino porque el Sr. G. era un tercero transportado, sin perjuicio de las acciones de repetición que podrían posteriormente iniciar las partes”, argumento claramente Fecha de firma: 14/03/2017 Firmado por: C.N.U.-P.E.C.-P.M.G., #14616334#173803267#20170314075519333 insuficiente que no sólo carece de toda referencia probatoria sino que además soslaya los principios que informan el sistema de la responsabilidad civil y los presupuestos que le dan nacimiento.

    Ningún otro fundamento se esboza, de modo que no corresponde sino declarar desierto el recurso en los términos del art. 265 del Código Procesal.

    Igual temperamento corresponde adoptar en cuanto la misma parte pretende que la condena alcance al codemandado H. porque ello “disminuye la posibilidad de cobro de los daños sufridos por las actoras lo que además resulta contradictorio desde que el mismo a quo ha expuesto que fue bien demandado por nuestra parte”. Como se observa, la crítica soslaya referirse a aquellas razones en las que fundó el a quo su decisión, convirtiendo así la queja en una mera disconformidad sin sustento fáctico ni normativo, que debe correr la misma suerte adversa.

  4. Los agravios que expone el codemandado L. son claramente improcedentes, pues se vinculan a las indemnizaciones reclamadas como reconviniente en el expediente acumulado y no en éstos, por lo que cabe declararlo desierto (art. 265 del C.Procesal).

  5. Objeta la aseguradora de N. –Paraná S.A. de Seguros-

    que no se ha valorado la incidencia que en el resultado fatal del accidente tuvo la falta de cinturón de seguridad por parte de la víctima. Sin embargo, coincido con lo afirmado por el sentenciante en el sentido que no hay prueba suficiente en autos que acredite que G. incurrió en tal infracción. Por el contrario, según declaró el testigo S. a fs. 371/2 que viajaba también en dicha ocasión en el remis Renault 9, “G. llevaba puesto el cinturón de seguridad y le hizo poner el cinturón a él” (ver repregunta 4ta., fs. 372). Pero además, el perito ingeniero que elaboró el informe de fs. 576/7 determinó que “los golpes principales que recibe el cuerpo de G. lo son sobre su lateral derecho y a resultas de contactar con el parante Fecha de firma: 14/03/2017 Firmado por: C.N.U.-P.E.C.-P.M.G., #14616334#173803267#20170314075519333 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA I central derecho por lo que en este caso no resultaría determinante el uso de cinturón de seguridad…” (ver respuesta 4.”f”, fs. 577).

    Frente a este cuadro de situación, resulta claro que las afirmaciones vertidas en la expresión de agravios requerían cuanto menos de algún aval probatorio que le dieran sustento y rebatieran de esa forma la conclusión del perito y los dichos del testigo. Lo que en el caso no ocurrió y sella así la suerte del reclamo.

  6. Cuestionan las actoras las diferentes indemnizaciones otorgadas, que trataré seguidamente, no sin antes indicar que por imperio del art. 7 del nuevo Código, la normativa aplicable para el tratamiento de las quejas relativas a los montos de las indemnizaciones, es aquella vigente al tiempo de la ocurrencia del hecho. Ello es así porque es en esa ocasión cuando se reúnen los presupuestos de la responsabilidad civil, entre ellos el daño cuya entidad se discute en esta instancia (conf. A.K. de C. “La Aplicación del Código Civil y Comercial a las relaciones y situaciones jurídicas existentes”, ed. R.C., doctrina y jurisprudencia alli citada). Ello excluye claramente en estos aspectos la aplicación del nuevo Código. Así lo ha decidido esta S. (ver entre otros Expte. N° 107.391/2012, autos “Llamas, R.Á. c/

    Capeluto, M.D..

    1. El juez de grado reconoció en concepto de “valor vida” la suma de $ 100.000 a favor de Blanca Fleitas (viuda de G.) y $20.000 para S., $ 30.000 para N. y $ 50.000 a favor de M. de los Ángeles, todas estas últimas hijas menores a la fecha del fallecimiento.

      Sin desconocer la diversidad de posturas sobre el tema en la doctrina y en la jurisprudencia he de reiterar que a juicio del Tribunal -el que comparto- la vida humana carece en sí misma de un valor económico cuya pérdida debe ser indemnizada, sino que lo que cabe reparar es el perjuicio patrimonial que el damnificado puede Fecha de firma: 14/03/2017 Firmado por: C.N.U.-P.E.C.-P.M.G., #14616334#173803267#20170314075519333 experimentar al quedar desprovisto de los bienes de ese orden que la víctima del homicidio producía (exptes. 43.210/95 del 9/08/01, 80.084/97 del 30/09/03, 76.282, 77.808, entre otros).

      Ahora bien, esta S. tiene establecido que la presunción del daño prevista en el art. 1084 del Código Civil en favor “de la viuda y los hijos del muerto” sólo cubre a...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba