Murales de Nine para celebrar el Bicentenario

 
EXTRACTO GRATUITO

Cuenta que era el alumno elegido en su escuela primaria para ilustrar y decorar los pizarrones de entrada en días de efemérides patrias. Y esta obra, de alguna manera, será la continuación de aquella tarea.Cuando termine de acomodarse el rompecabezas de 500 baldosas de 30 por 60 centímetros, la serie de cinco pasteles que el artista Carlos Nine realizó sobre el Bicentenario se convertirá en el mural 25 que podrán disfrutar quienes viajen en subte.En el taller de Metrovías les dan los últimos retoques a las cerámicas. Con el nombre "El nacimiento de la Patria", los cinco murales que Nine realizó especialmente para el subte ocuparán 19,25 metros cuadrados de la estación Congreso de la línea A. Serán inaugurados el próximo jueves 21.El artista fue convocado para esta ocasión especial: será el único mural subterráneo que conmemore los 200 años de historia patria, según explicó el jefe de Gestión Cultural de Metrovías, Juan José "Pepe" Romero."Doscientos años es una buena cantidad de tiempo. Dejamos de ser un país joven, como todavía suelen repetir algunos, hace rato. Somos país y tenemos patria, pero sigue pendiente el proyecto de nación. Porque una cosa es una canción y otra muy diferente hacer una sinfonía. Esa es la gran tarea", consideró el artista.En el taller de Metrovías, Nine y los ceramistas recibieron a LA NACION. El artista explicó cada una de las postales: "Quería evitar poner la típica imagen que tenemos del Cabildo. En el primero de los murales se ve el acercamiento al puerto de Buenos Aires desde el río", contó.En el segundo se describe la campiña, y en la imagen central se encuentran representados los protagonistas comunes de nuestra historia: paisanos, patricios, jinetes, vecinos, únicos dibujados en blanco y negro, como si fuera un boceto."En realidad son el proyecto de futuros ciudadanos que recién a través del paso de la historia adquirirán los colores que merecen", señaló el artista.El tercero es una "naturaleza muerta" revolucionaria donde se evidencia que acaba de terminar una reunión de futuros patriotas. Sobre la mesa hay una pistola, libros y papeles, pluma y tinteros, también un licor. Y por la puerta entreabierta se alejan unos hombres, en la bruma, rumbo al Cabildo, para dar comienzo a la revolución.El último de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA