Municipio, gerente de la ciudad

Autor:Roberto Dromi
Páginas:25-100
RESUMEN

1. La gestión local en la hipermodernidad. a. Resolver el dilema de la gobernabilidad en los tiempos hipermodernos. b. Potenciar la acción humana en la nueva filosofía del consumo. c. Dinamizar la interconexión y la intercomunicación a escala. d. Asumir una renovada axiología para la interacción social y la dignidad humana. 2. Entidad e identidad local frente a los desafíos globales. a. Asegurar la gobernabilidad democrática local. b. Mejorar los niveles de... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 25

1. La gestin local en la hipermodernidad

La administración de la Ciudad, en los tiempos actuales, en los tiempos de la hipermodernidad1 exige nuevas y expeditas resoluciones para llegar a ser positiva. Las dudas, los temores, la incertidumbre, el "no sé de mañana" que rodea al hombre, al ciudadano, al habitante de la Ciudad piden a la organización municipal respuestas inmediatas, urgentes, efectivas.

Las necesidades ciudadanas de hoy son las de siempre, pero también las hay nuevas y distintas. A las básicas de salud, educación, ornato, higiene, vialidad vecinal, obras, bienestar económico, asistencia social, seguridad para evitar inundaciones, incendios, derrumbes, accidentes, entre otras, se le suman las de los tiempos hipermodernos: defensa del consumidor, protección del ambiente, lucha contra el narcotráfico, tráfico de niños, de mujeres, de órganos, de bienes del patrimonio histórico y cultural;Page 26 salud reproductiva, medios de comunicación como interlocutores válidos de las quejas y reclamos; denuncias de los ciudadanos ante la inoperancia de las autoridades municipales, violencia en todas sus manifestaciones, delincuencia, inmigración ilegal, nuevos modos de esclavitud, el fenómeno de los barrios cerrados y de los countries, algunos convertidos ya en pequeñas ciudades, dentro de las ciudades, las catástrofes naturales por no cuidado del ambiente, etc.

También es bueno aclarar que el Municipio se ve desbordado, desfasado por las necesidades y reclamos actuales, a punto tal que, además de descuidar las funciones clásicas, tradicionales, se ve superado por las tareas novedosas. y el habitante de la ciudad percibe, lamentablemente, que el Municipio no le responde y que la Ciudad lo asfixia.

Además el Municipio sufre una verdadera crisis de desconfianza, de recelo, de incredulidad por parte de la gente. El papel que juegan los medios de comunicación en la configuración de la opinión pública sobre la gestión municipal es fundamental. y de este modo un problema que se inició local, con el reclamo, la queja, la protesta y algún otro procedimiento de lucha se convierte de un día para otro en un debate global.

La gente es más exigente y reclama rápidas y mejores condiciones que podrían resumirse en los conceptos de buen gobierno, transparencia y conducta ética. pero además le demanda al Municipio nuevas estrategias para enfrentar los nuevos cambios que actúen en su favor. Requiere acciones adecuadas, urgentes, satisfactorias ante las necesidades, conflictos y desafíos y no disculpa la desidia, la mentira, el abandono, la ineficacia, la incompetencia, la desinformación.

Los cambios que se dan se originan en transformaciones sociales y tecnológicas sustanciales y profundas. La automatización, la biogenética, la bioingeniería son variables de cambio trascendentes que provocan saltos cualitativos cada vez más acelerados. de ahí la necesidad del Municipio de adecuarse al hoy, a lo urgentePage 27 y a lo importante. Como en toda organización, el Municipio deberá adaptarse y posicionarse de forma adecuada a las exigencias de los cambios del mundo que vivimos y que vendrán. Esto no implica la reducción de sus posibilidades. por el contrario, el Municipio debe llegar a contar con mayor potencial en la medida en que sume a las ventajas que le proporcionan su dimensión, una estructura conductiva flexible, adaptativa y con objetivos definidos estratégicamente. de esta suerte, el Municipio se convierte en gerente de la vida local, pues deberá anticiparse a lo que vendrá.

Así las cosas, el Municipio deberá cambiar de actitud, comprender la realidad, aplicar la flexibilidad, estudiar sus fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas. En otras palabras, gerenciar, es decir saber qué es lo que quiere, planificar, organizar una estructura flexible, dinámica y adaptativa y fijar objetivos definidos estratégicamente. debería tomar del marketing ese énfasis que se pone en la responsabilidad de organizar eficientemente y en la efectividad del gerenciamiento para que el encuentro entre el Municipio, la Ciudad y todos sus habitantes sea superador de los conflictos. En otras palabras, el gerenciamiento va a permitir reconducir las actividades clásicas de administración de los intereses y servicios locales llevadas a cabo por la organización municipal, direccionándolas prioritariamente hacia las nuevas necesidades. también deberá direccionar esta actitud hacia adentro de la organización municipal, en la relación intraorganizacional. todos los sectores del Municipio deberían estar totalmente compenetrados con los objetivos institucionales, con las tareas y con el enfoque hacia el habitante, quien es, en definitiva, el que va a decidir la vida de la organización y de la Ciudad.

Por lo expresado, el Municipio como gerente de la Ciudad deberá:

Page 28

a Resolver el dilema de la gobernabilidad en los tiempos hipermodernos

"Si examinamos con el logos una ciudad que surge, conoceríamos cómo surgen su justicia e injusticia"2. Esta afirmación, de vigorosa actualidad, nos da la clave hermenéutica del objetivo que nos proponemos. El hombre se encuentra ante el desafío de razonar cuál es el sentido de la vida en la Ciudad hipermoderna3. una serie de neologismos nos permiten comprender esta peculiar situación, pues, hoy los desafíos se han hiperacelerado, hipermultiplicado e hiperfortalecido.

La Ciudad es un fenómeno vivo y dinámico en la que caben y concurren múltiples instituciones y organizaciones. Es un aparecer presente de las cosas, de la realidad. En este ámbito conceptual, el Municipio es una organización formal-material, es una institución que brinda el soporte conceptual al fenómeno arriba mencionado.

La fenomenología de la Ciudad nos aporta las claves hermenéuticas de comprensión de su existencia y vigencia. Es un dato la creciente incapacidad del individuo para bastarse absolutamente por síPage 29 mismo4. El modus vivendi hipermoderno de las necesidades vitales para el desarrollo en plenitud de la persona, ha aumentado exponencialmente los nodos y vínculos de la red de relaciones humanas. Cada necesidad que el ser humano posee lo lleva a unirse con aquel o aquellos que puedan satisfacerla. La variedad de necesidades da lugar a una multiplicidad de funciones entre los hombres, -como ya mencionamos- hoy aumentada exponencialmente, que se reúnen en un lugar, en un ámbito (el ubi, el locus latino) para ayudarse entre sí. Así, tenemos el inicio fenomenológico de las ciudades y la comprensión de la peculiar situación contemporánea a la que se enfrenta la organización y gestión municipal como surgimiento de un nuevo tipo de patrón relacional: el que se genera por la aparición de nuevos circuitos de energía y comunicación tecnológica.

La gestión local de la hipermodernidad debe resolver los dilemas, las alternativas, las disyuntivas y conflictos que se plantean en la gobernabilidad de hoy. Entonces supone que el Municipio debe brindar racionalidad y previsibilidad, presupuestos básicos de la gobernabilidad sustentable, a la Ciudad contemporánea hipermoderna.

b Potenciar la accin humana en la nueva filosofa del consumo

Las ciudades son hoy centros gestores y productores de la economía real y virtual que incentivan el consumo. Como afirma Lipovetsky, en este contexto, la actualidad es causa de angustia pero también impulso vital para la audacia y la creatividad, por ello noPage 30 es lo más conveniente ser pesimistas respecto de la imparable expansión del mercado5.

El Municipio, como gerente de la Ciudad, debe incentivar su "consumo". ¿Qué queremos decir con esto? Que el Municipio en lugar de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA