El mundo detrás de una bocha

 
EXTRACTO GRATUITO

Cuando termina el juego del polo, enseguida se profundiza otro juego: el de las relaciones sociales. Las botellas de champagne flotan con equilibrio en las cubetas de hielo, el tintineo de las copas resuena en los rincones, se desatan las risas, afloran las miradas cómplices y, quizá, termina de abrocharse una negociación importante. Entre cientos de piernas de adultos corretean algunos chicos empuñando pequeños tacos y llevando la bocha, mientras que la música electrónica matiza el ambiente.La reunión en el stand de Chandon es el escenario típico del pospolo, momento en que el sol pierde energía y el único protocolo es entregarse a la conversación y al relax. Conviene congelar la imagen allí y observar que la gran mayoría de los que forman parte de ese ritual son extranjeros, acostumbrados a tomarse así al deporte también en otras disciplinas. Ellos disfrutan y, sin quererlo, dejan una huella en esta tierra por su estilo de relacionarse y de vivir el espectáculo.El sector de hospitalidad del Abierto de Palermo es una Torre de Babel en donde todos hablan el mismo lenguaje del polo, más allá de que provengan de los más diversos puntos del planeta. Hasta aparece el actor Will Smith, invitado a la cita por un hotel internacional, que no para de sacar fotos.Según estimaciones de la AAP, el 20 por ciento de los asistentes totales del torneo son foráneos, una cifra que se consolidó desde 2007, cuando este deporte se asoció más como una alternativa del turismo. El Instituto Nacional de Promoción Turística (Improtur) dio un empujón más a esta tendencia, incluyendo al polo en sus paquetes de alta gama para los viajeros.Camisa cuadriculada, bermuda azul corta, mocasines y un moño; imposible no identificar como "de afuera" a Ian Ferreyra de Bone, de 29 años y nacido en Hawai, residente hace tres años en nuestro país, pero con su primer hogar en Nueva York. Cuando llega el último tramo del año repite su sana costumbre: viene al Abierto a alentar a Ellerstina. "Me gusta este equipo porque tengo amigos en Australia, que a la vez eran muy cercanos de Kerry Packer [el magnate australiano que fue artífice de la creación del equipo en 1992]". A Ian le fascinan los atributos atléticos de los caballos y el excelso nivel de juego local. "En mi país el polo está creciendo en la costa este; cada vez asiste más gente por la convocatoria de los sponsors. Es un poco para ver este deporte y otro por la fiesta, por la cuestión social", relata este joven del rubro de la inteligencia...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA