El mundo duplicará en 2050 la demanda de alimentos

 
EXTRACTO GRATUITO

SAINT LOUIS (De una enviada especial).- India, China, Estados Unidos, Brasil y la Argentina: si bien no existe aún una denominación que los identifique en conjunto como sí a los BRIC (Brasil, Rusia, India y China) o PIGS (Portugal, Irlanda, Grecia y España), éstos son los países donde Monsanto ha decidido invertir, porque cree que allí la agricultura puede hacer frente a la demanda futura de alimentos.Monsanto es una compañía estadounidense que factura US$ 10.000 millones por año. La Argentina representa 10% de esta facturación, siendo el maíz el principal negocio. En Rojas, provincia de Buenos Aires, tiene la planta de procesamiento de semillas de maíz más grande del mundo y administra un total de 50.000 hectáreas rentadas en todo el país con contratos de largo plazo.En la Argentina hay 18 millones de hectáreas cultivadas con soja y 4,5 millones con maíz. Para 2020 se espera que las de soja lleguen a 20 millones de hectáreas y las de maíz se dupliquen (la Argentina sería segundo exportador mundial).SAINT LOUIS, Estados Unidos.- Las temperaturas por encima de los 37° que se repitieron en los últimos días preocupan a Kenneth Hartman, de 49 años, tercera generación de agricultores en su familia que maneja junto con su madre, Johanne, de 73 años, un campo de 1200 hectáreas a 48 kilómetros de esta ciudad. El intenso calor bajará su productividad.Así como lo es para la rentabilidad de Hartman, la productividad es la cuestión esencial para enfrentar la creciente demanda mundial de alimentos y evitar una crisis. El rol de la biotecnología para incrementarla de forma sustentable es lo que se trató en unas jornadas organizadas en las oficinas centrales de Monsanto. La Argentina, distinguida por ser una de las tres extensiones más amplias de suelos fértiles disponibles y por poseer aún potencial para producir más en cada hectárea sembrada, puede ser un actor principal.El profesor de política agropecuaria de la Universidad de Illinois Bob Thompson, que hizo una revisión sobre el futuro de los alimentos, dijo: "El rol de América del Sur y de la Argentina es muy importante porque tienen más potencial de productividad que otras regiones, tienen los mejores suelos del mundo y el mundo los necesita. En los próximos 40 años se va a incorporar una población equivalente a dos veces China para alimentar. A lo que se suman las perspectivas de reducción mundial de la pobreza y el incremento de gente con mejores ingresos que accederá a una dieta balanceada".Se calcula que en la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA