Rebelión mundial: los nuevos dueños de las calles

 
EXTRACTO GRATUITO

PARÍS.– http://www.lanacion.com.ar/1595054-dilma-rousseff-se-reune-hoy-con-los-indignados-que-iniciaron-las-protestas-en-brasilY con ella vacilan los fundamentos de las sociedades modernas. Desorientados, los gobernantes la presentan como el motor de un futuro mejor. Pero las cosas son bien diferentes. Porque la distancia que existe entre ese discurso y la realidad es inmensa. Y el porvenir, incierto.Para ver eso sólo basta con mirar las calles del mundo. De Rusia a Turquía, de Brasil a Egipto, pasando por Chile, Bulgaria oTúnez, el poder es mayoritariamente ejercido por dirigentes elegidos democráticamente. Pero hoy ellos son desafiados desde la calle por millones de e-revolucionarios, http://www.lanacion.com.ar/1597439-por-que-protestan-las-mujeres-en-egipto"Estamos todos conectados: Bulgaria, Turquía, Brasil... Nos enviamos tuits en inglés para comunicarnos y apoyarnos", dice la escritora búlgara Iveta Cherneva, especialista en temas de globalización. A los 29 años, esta ensayista salió a manifestar hace poco, por primera vez, en Sofía."Peleamos por diferentes razones, pero todos queremos que nuestros respectivos gobiernos se pongan a trabajar por nosotros", dice."En ninguna parte la protesta política fue protagonizada por los pobres, sino por jóvenes con un nivel de educación y un ingreso superiores al promedio. Son adeptos a las nuevas tecnologías y usan redes sociales, como Facebook y Twitter, para difundir informaciones y organizarse. Aun cuando viven en países que regularmente tienen elecciones democráticas, esos sectores se sienten excluidos por las elites políticas que ejercen el poder", explica el célebre historiador estadounidense Francis Fukuyama.Con características similares, el fenómeno se manifiesta de dos formas diferentes, según el nivel de desarrollo de la sociedad en cuestión.Mientras que en los países emergentes se trata de una clase media que gana importancia y espera cosas nuevas que no exigían sus padres, en los países desarrollados es una clase media con menor calidad de vida que la generación precedente, pues se convirtió en la primera víctima de la globalización y los cambios tecnológicos. Ambos movimientos beneficiaron a las elites. De ahí la cólera. Una ira que no cesa de estallar aquí y allá.En Sarajevo, miles de residentes furiosos, sin diferencia de etnia, salieron a la calle a protestar contra los parlamentarios bosnios, incapaces de resolver el problema de inscripción de miles de recién nacidos en el registro civil.La...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA