Mujer y política: Vidal impulsa medidas, pero la paridad está lejos

 
EXTRACTO GRATUITO

La provincia de Buenos Aires era esa tierra gobernada siempre por hombres, que parecía indiscutiblemente peronista, que estaba colmada de intendentes eternizados en el poder y de altos niveles de corrupción y violencia. Tal vez sigue siendo esa misma provincia, pero hace dos años la realidad bonaerense se vio modificada por la llegada, por primera vez, de una mujer a la gobernación.

Inesperada, la victoria de María Eugenia Vidal fue celebrada por la dirigencia -más allá del color político-, que percibió esos comicios como un paso hacia la equidad de género. Pero su investidura también trajo dudas y prejuicios respecto de su capacidad para ejercer su cargo con la misma autoridad que sus antecesores, no solo por no ser peronista, sino también por ser mujer. "No le va a ser fácil", había dicho Eduardo Duhalde un día después de las elecciones. Para el expresidente peronista, que también gobernó la provincia, había que "ayudarla".

La realidad demostró, dos años y algunas crisis después, que la funcionaria se muestra sólida en el cargo y en la opinión pública, según la visión de varios analistas, y que su perfil de gestión, entre la firmeza en sus decisiones y la sensibilidad ante temas de género, provoca cambios. De la creación de una subsecretaría dedicada a las políticas de género hasta la discusión cara a cara con manifestantes en pleno piquete, Vidal encarna una gestión que a paso lento cambia la concepción que se tenía de la mujer en la política bonaerense.

Sin embargo, pese a su defensa al proyecto de ley de paridad de género aprobado el año pasado, la gobernadora no refleja esa postura en la conformación de su equipo de primera línea.

De los 21 puestos con cargo de ministro solo hay una mujer, en la Secretaría Legal y Técnica. La gobernadora deslizó que la situación podría cambiar. En su paso por la dirección de la Comisión de Mujer en la Legislatura al Ministerio de Desarrollo Social porteño estuvo rodeada por mujeres como Carolina Stanley y Soledad Acuña.

Fortalecimiento institucional

Diana Maffía, directora del Observatorio de Género en la Justicia, habla de un fortalecimiento de la "institucionalidad de género en el diseño de gobierno", reflejado en la creación de divisiones estatales dedicadas a la temática.

Hoy funcionan en la órbita de la Secretaría de Derechos Humanos provincial, a cargo de Santiago Cantón, la Subsecretaría de Género y Diversidad Sexual, que a través de sus seis direcciones impulsa proyectos para promover la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA