La muerte de Maradona reencontró a Alberto Fernández y Cristina Kirchner en una jornada caótica

Alberto Fernández salió al balcón y con un gesto buscó desalentar lo que ya era inevitable. Una marea humana quebraba la resistencia de las fuerzas de seguridad y entraba como un malón a la Casa Rosada. El Presidente activó un pequeño gabinete de crisis en su despacho. La de Diego Maradona, que el Gobierno centralizó en su sede y que previó masiva e histórica, no terminó como se esperaba.En la planta baja de la Casa Rosada -a metros de donde unas 150 personas irrumpieron a la fuerza con desmanes- Cristina Kirchner almorzaba con unos pocos dirigentes en el despacho del Eduardo "Wado" De Pedro.Atrás había quedado el reencuentro con Fernández. sin hablarse, el Presidente y la vicepresidenta volvieron a verse las caras en el funeral de Maradona. Entre ambos hubo un saludo formal y una charla grupal, de la que también participaron el gobernador Axel Kicillof, De Pedro, Claudia Villafañe y las hijas de Diego Maradona. Quedó expuesta, una vez más, la frialdad que atraviesa la relación entre el jefe del Estado y la expresidenta.Más temprano, para saludar a la familia, se habían acercado decenas de referentes del oficialismo. Estuvo el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, que saludó afectuosamente a Villafañe y los ministros del gabinete, intendentes del conurbano y varios funcionarios de La Cámpora.Por la oposición no asistió nadie. Solo se lo vio al histórico operador radical, Enrique "Coti" Nosiglia. Incluso, en medio del descontrol en la calle y dentro de la Casa Rosada, el gobierno nacional buscó cargarle parte de la responsabilidad al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. El encargado de hacerlo fue el ministro de Interior, Eduardo De Pedro, también responsable de avanzar contra la Ciudad de Buenos Aires en materia de coparticipación.En medio de las acusaciones con la oposición, el Presidente se defendió de aquellos que lo acusaron de utilizar políticamente la muerte de Maradona. "El que piensa que detrás de todo esto hay un acto político no tiene idea de lo que representa Maradona para el mundo", dijo el jefe del Estado en una entrevista radial. Fue el octavo reportaje que dio en menos de 24 horas."Si no hubiésemos organizado esto, todo hubiese sido peor", se atajó...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba