Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo , 23 de Abril de 2010, expediente 5.950/07

Fecha de Resolución23 de Abril de 2010

Año del B. - Poder Judicial de la Nación -1-

Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo Expte. nº 5950/07

SENTENCIA DEFINITIVA NRO. 72266 SALA

V. AUTOS: “MUCCI, PABLO

EMANUEL C/ CELULOSA CAMPANA S.A. S/ DESPIDO" (Juzgado Nº 51).

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, capital federal de la República Argentina, a los 23 días del mes de abril de 2010, se reúnen los señores jueces de la Sala V, para dictar la sentencia en esta causa, quienes se expiden en el orden de votación que fue sorteado oportunamente; y el doctor OSCAR ZAS dijo:

I) Contra la sentencia de fs. 314-I/318-I interpone recurso de apelación la parte actora a tenor del memorial de fs. 319-I/328-I vta. contestado a fs.

336/338.

II) Estimo fundado, en lo substancial, el recurso de la parte ac-

tora.

En efecto, los testimonios de O. (fs. 161/162) y de D.M.-

lin (fs. 314), no impugnados en legal tiempo y forma, tienen conocimiento directo de los hechos sobre los que deponen, coinciden entre sí y no se advierte en sus dichos contra-

dicción relevante alguna, por lo que permiten demostrar que el actor cumplía tareas de 8

a 16 hs., de lunes a sábados y los dos primeros domingos de cada mes, y que percibía una parte de la remuneración "en negro".

No controvierten las mencionadas conclusiones los testigos aportados por la demandada.

En efecto, S. (fs. 156) ignora los días y horarios de tra-

bajo del actor, desconoce cuánto ganaba este último y cómo se integraba su sueldo, por lo que no aporta elemento objetivo alguno respecto a los hechos controvertidos. La aseveración del testigo acerca del medio de pago de la remuneración es genérica y no basta para desvirtuar las circunstancias concretas del abono de la remuneración a M. descriptas en forma coincidente por O. y D.M..

R.D. (fs. 158/159) desconoce los días y los horarios en que trabajaba el actor, cómo cobraba su sueldo y cómo se instrumentaba su pago, por lo que tampoco aporta elemento objetivo alguno respecto a los hechos controvertidos.

F. (fs. 164/166) no sabe cómo le pagaban al actor, ni có-

mo se componía su sueldo y desconoce en qué días y horarios trabajaba aquél, razón por la cual incurre en la misma carencia que R.D..

Costa (fs. 167) no sabe cómo le pagaban al actor, ni cómo se componía su sueldo y desconoce qué días de la semana trabajaba este último y si hacía horas extras, razón por la cual incurre en la misma carencia que los dos testigos que anteceden.

S. (fs. 260/261) carece de fuerza convictiva por las si-

guientes razones.

Año del B. - Poder Judicial de la Nación -2-

Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo Expte. nº 5950/07

En cuanto al tiempo de trabajo del actor, no es preciso y con-

vincente porque afirma en lo pertinente:

"…Que normalmente el actor trabajaba por la mañana de 8 a 16 hs., que esto también pudo haber variado en el tiempo, según su cronograma…Que en cuanto a los días en que laboraba el actor, responde que eso también era variable,

que pudo haber trabajado de lunes a sábados o de lunes a domingos…".

Dada las imprecisiones apuntadas, el testimonio de S. no logra desvirtuar la conclusión formulada precedentemente: que el actor prestaba servicios para la demandada de 8 a 16 hs., de lunes a sábados y los dos primeros domingos de cada mes.

No modifica lo expuesto el hecho de que el testigo afirma al final de su declaración: "…Que hubo una época en que se trabajaba de lunes a domingo,

dos domingos al mes y se tomaban un franco un lunes o un martes…", porque la supuesta compensación con un día franco los lunes o martes constituye una circunstancia fáctica no alegada por la demandada en el responde; de ahí que no pueda ser válidamente introducida por el testigo.

En cuanto a los pagos "en negro", S. se limita a aseve-

rar:

"…Que el testigo sepa el actor no recibía sumas en negro,

que lo desconoce…".

Sin embargo, existen circunstancias objetivas que descartan la fuerza convictiva de esta declaración.

En primer lugar, si bien el testigo afirma que era quien entre-

gaba los recibos de sueldo "a la gente", no recuerda cuál era la remuneración percibida por el actor.

En segundo término, no niega la existencia de las reuniones a las que hacen referencia en forma circunstanciada y coincidente los deponentes O. y D.M., quienes sostienen que el propio S. era quien pagaba las sumas "en negro" al actor; razón por la cual la afirmación de que el actor no percibía importes no registrados es meramente dogmática, y no basta para descartar la credibilidad de los dichos de O. y D.M. (conf. arts. 364, 386 y 456, C.P.C.C.N.; 90 y 155, L.O.).

En este contexto, estimo que el pago de una parte de la remu-

neración "en negro", la ausencia de registración laboral de este monto y la deuda salarial en concepto de horas extras, constituyó en conjunto una injuria de tal gravedad que justificó la decisión del actor de considerarse despedido, extremo que se concretó el 4/07/2006 (ver doc. de fs. 106 e informe de fs. 109; conf. arts. 62, 63, 74, 242, 246 y conc., L.C.T. -t.o.-); por lo que resulta acreedor a las indemnizaciones por antigüedad,

sustitutiva del preaviso e integración del mes de despido.

III) También prosperará el recargo indemnizatorio previsto en Año del Bicentenario - Poder Judicial de la Nación -3-

Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo Expte. nº 5950/07

el art. 2º de la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR