Moyano y los transportistas levantan el paro y fijan el piso de la paritaria en 40%

 
EXTRACTO GRATUITO

La pragmática alianza sindical que había reflotado Hugo Moyano duró un suspiro. Tras la de eximir del al medio aguinaldo, se descartó mantener el paro nacional previsto para la semana que viene. La organización de la protesta fue el motivo central que había reunido nuevamente bajo un mismo techo a la CGT moyanista con la de Luis Barrionuevo, la CTA de Pablo Micheli y los influyentes gremios del transporte.

Entre tanta variedad de dirigentes, no hubo ayer una voz para unificar el criterio sobre el futuro de la protesta a la que habían convocado antes de conocer el anuncio de Cristina Kirchner. Salvo Barrionuevo, todos se mostraron abiertos a levantar la medida de fuerza. La cancelación del paro, finalmente, será oficializada el martes próximo, tras un encuentro de todos los sectores en la CGT con sede en Azopardo.

En la misma reunión se avanzará en una estrategia común para las paritarias del año que viene. "Instruiremos a todos los sindicatos del sector a que nadie se siente a discutir por debajo del 40 por ciento", dijo el moyanista Juan Carlos Schmid.

Los primeros gremios en abrir las negociaciones salariales de 2015 serán los colectiveros de la UTA y los bancarios. Ambas organizaciones iban a adherir al paro si es que no había algún cambio sobre Ganancias.

"La Presidenta hizo un gesto muy importante y aunque no me puedo adelantar, creo que hay que pagar con el mismo gesto", dijo Roberto Fernández, el jefe de los colectiveros de la UTA. En la misma línea opinó Omar Maturano, uno de los referentes de la alianza de gremios del transporte. "Están dadas las condiciones para postergar el paro. El anuncio es un alivio para diciembre", reconoció el ferroviario. Y agregó que irán a la carga con otras demandas: una suba de emergencia para los jubilados y la modificación de las escalas del impuesto a las ganancias.

Moyano jamás iba mantener la medida sin la adhesión de los principales gremios del transporte. El 28 de agosto pasado lo comprobó cuando paró con la CGT de Barrionuevo y la CTA de Micheli como únicos aliados. Aquella vez el impacto fue parcial y se sintió apenas en las grandes ciudades.

Además, en sus declaraciones de ayer, Moyano también dio el visto bueno para cancelar la huelga. "El anuncio trae alivio. Podría haber sido antes, sin necesidad de tener que decidir una medida de fuerza para que esto ocurra", señaló en declaraciones a...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA